post-tittle

Más remedios caseros que SÍ funcionan

Por: Reclu IT

7 de abril de 2014

Por más avances  que tengan la medicina y la tecnología diariamente, las personas continuarán recurriendo al pasado, como sucede con los remedios caseros provenientes de la experiencia milenaria.

A continuación te presentamos algunos de estos remedios que verdaderamente han demostrado su efectividad:

Miel para la garganta inflamada.

Una cucharada puede ayudar a calmar la tos nocturna mejor que los jarabes o los supresores de venta libre. Esto es lo que halló un estudio realizado en Pensilvania entre más de 100 niños. El autor del proyecto, Ian Paul, M.D., sostiene que la miel también puede ayudar a disminuir la tos en adultos mayores que padecen un resfrío, ya que la miel recubre y alivia la garganta irritada para ayudar a calmar la tos reiterada.

Leche de magnesia para tratar las aftas.

La aplicación de esta leche líquida sobre las aftas, pequeñas úlceras que por lo general aparecen en el interior de la boca, alivia el dolor temporalmente. “La leche de magnesia no curará las heridas, pero sí alivia los síntomas”, señalan especialistas de los National Institutes of Health (NIH), además sugieren aplicar primero una mezcla mitad agua y mitad agua oxigenada sobre el afta, y, luego, aplicar la leche de magnesia.

Jugo de cerezas previene la gota.

La ingesta de este jugo ayuda a prevenir ataques de gota, así como aliviar dolores musculares después de ejercitarse y contrarrestar los malestares provocados por la artritis, todo esto debido a sus propiedades antiinflamatorias naturales.

La experta en gota Naomi Schlesinger, M.D., sostiene que el jugo de cerezas reduce la inflamación articular que causa la gota, así mismo Schlesinger dirigió un estudio en el que se halló que los pacientes que tomaron una cucharada de jugo de cerezas ácidas concentrado, dos veces al día, durante cuatro meses, redujeron a la mitad la frecuencia de los ataques de gota.

Desinflamar los ojos con champú para bebés.

Esta solución aplicada con mitad agua caliente es un modo simple y efectivo para limpiar los párpados que estén rojos, con lagañas o picazón. La afección podría ser blefaritis, un problema ocular común en los adultos mayores.

La blefaritis puede provocar escamas y lagañas en la base de las pestañas. El limpiar con suavidad los párpados con champú para bebés ayuda a quitar el aceite y la bacteria, sin que ardan los ojos. Philip Hagen, M.D., editor médico del “Mayo Clinic Book of Home Remedies”, advierte que el champú para bebés debe utilizarse solamente sobre el párpado y nunca sobre la superficie del ojo.

Además de estos remedios caseros ¿has probado otros y te han ayudado? Te invitamos a que nos compartas tus experiencias y opinión al respecto.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Más remedios caseros que SÍ funcionan

Por: Reclu IT

7 de abril de 2014

Por más avances  que tengan la medicina y la tecnología diariamente, las personas continuarán recurriendo al pasado, como sucede con los remedios caseros provenientes de la experiencia milenaria.

A continuación te presentamos algunos de estos remedios que verdaderamente han demostrado su efectividad:

Miel para la garganta inflamada.

Una cucharada puede ayudar a calmar la tos nocturna mejor que los jarabes o los supresores de venta libre. Esto es lo que halló un estudio realizado en Pensilvania entre más de 100 niños. El autor del proyecto, Ian Paul, M.D., sostiene que la miel también puede ayudar a disminuir la tos en adultos mayores que padecen un resfrío, ya que la miel recubre y alivia la garganta irritada para ayudar a calmar la tos reiterada.

Leche de magnesia para tratar las aftas.

La aplicación de esta leche líquida sobre las aftas, pequeñas úlceras que por lo general aparecen en el interior de la boca, alivia el dolor temporalmente. “La leche de magnesia no curará las heridas, pero sí alivia los síntomas”, señalan especialistas de los National Institutes of Health (NIH), además sugieren aplicar primero una mezcla mitad agua y mitad agua oxigenada sobre el afta, y, luego, aplicar la leche de magnesia.

Jugo de cerezas previene la gota.

La ingesta de este jugo ayuda a prevenir ataques de gota, así como aliviar dolores musculares después de ejercitarse y contrarrestar los malestares provocados por la artritis, todo esto debido a sus propiedades antiinflamatorias naturales.

La experta en gota Naomi Schlesinger, M.D., sostiene que el jugo de cerezas reduce la inflamación articular que causa la gota, así mismo Schlesinger dirigió un estudio en el que se halló que los pacientes que tomaron una cucharada de jugo de cerezas ácidas concentrado, dos veces al día, durante cuatro meses, redujeron a la mitad la frecuencia de los ataques de gota.

Desinflamar los ojos con champú para bebés.

Esta solución aplicada con mitad agua caliente es un modo simple y efectivo para limpiar los párpados que estén rojos, con lagañas o picazón. La afección podría ser blefaritis, un problema ocular común en los adultos mayores.

La blefaritis puede provocar escamas y lagañas en la base de las pestañas. El limpiar con suavidad los párpados con champú para bebés ayuda a quitar el aceite y la bacteria, sin que ardan los ojos. Philip Hagen, M.D., editor médico del “Mayo Clinic Book of Home Remedies”, advierte que el champú para bebés debe utilizarse solamente sobre el párpado y nunca sobre la superficie del ojo.

Además de estos remedios caseros ¿has probado otros y te han ayudado? Te invitamos a que nos compartas tus experiencias y opinión al respecto.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.