post-tittle

Disciplinarse para lograr finanzas sanas

Por: Reclu IT

1 de septiembre de 2014

Por José Antonio Ramírez González

Ya logró la plaza anhelada, la responsabilidad que estaba buscando o la vacante en la que se abre un panorama alentador de superación y al cual aspiraba para enriquecer el currículo. Ahora serán tiempos de dedicación absoluta en la que se cernirá un clima de confianza y alegría familiar.

En otra vertiente tendrá que considerar aspectos que no se podrán dejar pasar por alto, haya o no empleo, como son el pago de la hipoteca, renta del departamento, colegiaturas de los hijos, pagos de servicios diversos como agua, luz y teléfono; además de la canasta básica, entre otros gastos emergentes como reparación del automóvil.

Ante ello es necesario que el profesional adquiera mayor conciencia y valore que la administración de su dinero requiere de una dosis de disciplina, organización y ahorro que en adelante le facilitará tener una vida accesible y armoniosa.

Por eso es de suma importancia que se promueva una cultura de finanzas personales que permita gastar de manera responsable y evitar problemas de deuda desde temprana edad, señala Juan Pablo Zorrilla, co-director General de Resuelve tu Deuda, empresa reparadora de crédito y asesora en administración de finanzas personales.

 

Planear, ahorrar y gastar lo necesario

El directivo enfoca su atención principalmente en los jóvenes profesionales recién egresados de las universidades porque en su mayoría –subraya- enfrentan por primera vez el reto de administrar sus gastos y planear su futuro financiero.

Explica: “La mayoría de los planes de estudios en México no contempla el tema de las finanzas personales. Los jóvenes salen al mundo laboral con la expectativa de gozar cierto nivel de vida, sin considerar que esto requiere de planeación y disciplina”.

Ante este panorama, indica que dentro de Resuelve Tu Deuda se han establecido una serie de recomendaciones para lograr una disciplina financiera sana sin que al profesional de TI le afecte cuando ha logrado obtener una nueva plaza laboral. Estas son las siguientes:

  1. Evitar gastar antes de ganar. Es importante que los profesionales, sobre todo los jóvenes, no adquieran responsabilidades financieras o incurra en gastos antes de tener asegurado un ingreso salarial estable. De no tener certidumbre de lo que ganará en sueldos y prestaciones adicionales, resultará en endeudamientos prematuros.
  2. Planear un presupuesto. Es necesario determinarlo desde el primer día que el profesional ingresará y ocupará su primera o nueva plaza, al igual que si fue ascendido o responsabilizado de un nuevo cargo. A medida que pasa el tiempo se adquieren más responsabilidades para las cuales es necesario anticipar y planificar, con el fin de enfrentar aquellos sucesos de la vida que pasarán en algún momento, tales como el alquiler o compra de una vivienda, la compra de un auto, el matrimonio o la llegada de un hijo. No hacerlo así, difícilmente se podrán depurar gastos innecesarios y tener un control adecuado de sus ingresos y ahorros.
  3. No caer en la tentación de los meses sin intereses. El sentido de estabilidad que otorga el primer o nuevo empleo puede ocasionar fuertes gastos con la certeza de que pagarán a meses sin intereses. Incurrir en este esquema de manera constante ocasiona que eventualmente estos pagos superen el presupuesto y el tarjetahabiente incurrirá en desfases en los pagos, intereses moratorios y, finalmente, una situación de deuda.
  4. Impedir gastos excesivos en la tarjeta de crédito. Por lo general gran parte de la población está desinformada cuando consigue acceso a una tarjeta de crédito, sobre todo cuando tiene acceso a un mayor margen de gasto, sin tomar en consideración su ingreso real. En el caso de los tarjetahabientes primerizos, es importante que conozcan cuál es la tarjeta de crédito más adecuada para su perfil de consumo y cómo deben administrarla correctamente. Una vez que se cuente con una tarjeta de crédito, el gasto en esta no debe representar más del 30% de los ingresos totales.
  5. Eliminar deudas. Estar endeudado sin tener posibilidades de pagar lo adeudado es una de las sensaciones más angustiantes que se puede experimentar en la vida financiera. Lo mejor es confrontar el problema y diseñar una estrategia para tener control de sus deudas y evitar moras, cobros jurídicos y reportes negativos en centrales de riesgo. En caso de que su deuda rebase su capacidad de pago, siga los siguientes pasos: reconozca que existe una deuda, conozca la deuda (a quién, cuánto y por qué debe), contar su situación al acreedor, controlar gastos y buscar fuentes de ingreso adicionales.
  6. Conocer su capacidad de pago. Es importante deshacerse de la falsa percepción de que una tarjeta de crédito es una extensión de los ingresos, ya que sólo es un medio de pago que sustituye al efectivo. Es importante informarse o asesorarse en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sobre tasas y comisiones que se tienen que pagar a las instituciones bancarias emisoras de los plásticos.
  7. Ser ordenado y austero en la medida de lo posible. No quiere decir que se tenga un control obsesivo sobre todos los gastos y vivir con temor ante el riesgo. Simplemente se trata de conocer el día a día de los ingresos y los gastos para conocer su situación financiera real y poder planear el futuro con mayor comodidad.
  8. Implantar planes a largo plazo. Si bien es complicado que algunos profesionales de TI, principalmente recién graduados, sepan a ciencia cierta cuál es el rumbo que quieren tomar por el resto de sus vidas, sí pueden establecer planes conformados por metas a corto y mediano plazo. Entre otras cosas, es importante definir qué porcentaje de su salario destinarán a comprar su primer automóvil o ahorrar para la maestría antes de incurrir en gastos innecesarios. Estas metas definidas darán un sentido a su esfuerzo y proporcionarán una guía para sus finanzas.

En general con estas recomendaciones seguramente estará en amplias posibilidades de sanear y disciplinar sus finanzas personales, lo importante es tener en cuenta que no todo el dinero que gana lo debe destinar a gastos y gustos personales.

Es importante desde ahora tomar conciencia, como así lo dicen reiteradamente los expertos en finanzas personales, de que es importante ahorrar para cumplir metas de corto y mediano plazo y estar preparado para el futuro lejano.

Aunque sólo pueda guardar un pequeño monto al principio, los mismos expertos recomiendan hacerlo de una buena vez. Y por sentido común creemos que mientras más pronto comience, rápido crecerán sus ahorros.

 

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Disciplinarse para lograr finanzas sanas

Por: Reclu IT

1 de septiembre de 2014

Por José Antonio Ramírez González

Ya logró la plaza anhelada, la responsabilidad que estaba buscando o la vacante en la que se abre un panorama alentador de superación y al cual aspiraba para enriquecer el currículo. Ahora serán tiempos de dedicación absoluta en la que se cernirá un clima de confianza y alegría familiar.

En otra vertiente tendrá que considerar aspectos que no se podrán dejar pasar por alto, haya o no empleo, como son el pago de la hipoteca, renta del departamento, colegiaturas de los hijos, pagos de servicios diversos como agua, luz y teléfono; además de la canasta básica, entre otros gastos emergentes como reparación del automóvil.

Ante ello es necesario que el profesional adquiera mayor conciencia y valore que la administración de su dinero requiere de una dosis de disciplina, organización y ahorro que en adelante le facilitará tener una vida accesible y armoniosa.

Por eso es de suma importancia que se promueva una cultura de finanzas personales que permita gastar de manera responsable y evitar problemas de deuda desde temprana edad, señala Juan Pablo Zorrilla, co-director General de Resuelve tu Deuda, empresa reparadora de crédito y asesora en administración de finanzas personales.

 

Planear, ahorrar y gastar lo necesario

El directivo enfoca su atención principalmente en los jóvenes profesionales recién egresados de las universidades porque en su mayoría –subraya- enfrentan por primera vez el reto de administrar sus gastos y planear su futuro financiero.

Explica: “La mayoría de los planes de estudios en México no contempla el tema de las finanzas personales. Los jóvenes salen al mundo laboral con la expectativa de gozar cierto nivel de vida, sin considerar que esto requiere de planeación y disciplina”.

Ante este panorama, indica que dentro de Resuelve Tu Deuda se han establecido una serie de recomendaciones para lograr una disciplina financiera sana sin que al profesional de TI le afecte cuando ha logrado obtener una nueva plaza laboral. Estas son las siguientes:

  1. Evitar gastar antes de ganar. Es importante que los profesionales, sobre todo los jóvenes, no adquieran responsabilidades financieras o incurra en gastos antes de tener asegurado un ingreso salarial estable. De no tener certidumbre de lo que ganará en sueldos y prestaciones adicionales, resultará en endeudamientos prematuros.
  2. Planear un presupuesto. Es necesario determinarlo desde el primer día que el profesional ingresará y ocupará su primera o nueva plaza, al igual que si fue ascendido o responsabilizado de un nuevo cargo. A medida que pasa el tiempo se adquieren más responsabilidades para las cuales es necesario anticipar y planificar, con el fin de enfrentar aquellos sucesos de la vida que pasarán en algún momento, tales como el alquiler o compra de una vivienda, la compra de un auto, el matrimonio o la llegada de un hijo. No hacerlo así, difícilmente se podrán depurar gastos innecesarios y tener un control adecuado de sus ingresos y ahorros.
  3. No caer en la tentación de los meses sin intereses. El sentido de estabilidad que otorga el primer o nuevo empleo puede ocasionar fuertes gastos con la certeza de que pagarán a meses sin intereses. Incurrir en este esquema de manera constante ocasiona que eventualmente estos pagos superen el presupuesto y el tarjetahabiente incurrirá en desfases en los pagos, intereses moratorios y, finalmente, una situación de deuda.
  4. Impedir gastos excesivos en la tarjeta de crédito. Por lo general gran parte de la población está desinformada cuando consigue acceso a una tarjeta de crédito, sobre todo cuando tiene acceso a un mayor margen de gasto, sin tomar en consideración su ingreso real. En el caso de los tarjetahabientes primerizos, es importante que conozcan cuál es la tarjeta de crédito más adecuada para su perfil de consumo y cómo deben administrarla correctamente. Una vez que se cuente con una tarjeta de crédito, el gasto en esta no debe representar más del 30% de los ingresos totales.
  5. Eliminar deudas. Estar endeudado sin tener posibilidades de pagar lo adeudado es una de las sensaciones más angustiantes que se puede experimentar en la vida financiera. Lo mejor es confrontar el problema y diseñar una estrategia para tener control de sus deudas y evitar moras, cobros jurídicos y reportes negativos en centrales de riesgo. En caso de que su deuda rebase su capacidad de pago, siga los siguientes pasos: reconozca que existe una deuda, conozca la deuda (a quién, cuánto y por qué debe), contar su situación al acreedor, controlar gastos y buscar fuentes de ingreso adicionales.
  6. Conocer su capacidad de pago. Es importante deshacerse de la falsa percepción de que una tarjeta de crédito es una extensión de los ingresos, ya que sólo es un medio de pago que sustituye al efectivo. Es importante informarse o asesorarse en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sobre tasas y comisiones que se tienen que pagar a las instituciones bancarias emisoras de los plásticos.
  7. Ser ordenado y austero en la medida de lo posible. No quiere decir que se tenga un control obsesivo sobre todos los gastos y vivir con temor ante el riesgo. Simplemente se trata de conocer el día a día de los ingresos y los gastos para conocer su situación financiera real y poder planear el futuro con mayor comodidad.
  8. Implantar planes a largo plazo. Si bien es complicado que algunos profesionales de TI, principalmente recién graduados, sepan a ciencia cierta cuál es el rumbo que quieren tomar por el resto de sus vidas, sí pueden establecer planes conformados por metas a corto y mediano plazo. Entre otras cosas, es importante definir qué porcentaje de su salario destinarán a comprar su primer automóvil o ahorrar para la maestría antes de incurrir en gastos innecesarios. Estas metas definidas darán un sentido a su esfuerzo y proporcionarán una guía para sus finanzas.

En general con estas recomendaciones seguramente estará en amplias posibilidades de sanear y disciplinar sus finanzas personales, lo importante es tener en cuenta que no todo el dinero que gana lo debe destinar a gastos y gustos personales.

Es importante desde ahora tomar conciencia, como así lo dicen reiteradamente los expertos en finanzas personales, de que es importante ahorrar para cumplir metas de corto y mediano plazo y estar preparado para el futuro lejano.

Aunque sólo pueda guardar un pequeño monto al principio, los mismos expertos recomiendan hacerlo de una buena vez. Y por sentido común creemos que mientras más pronto comience, rápido crecerán sus ahorros.

 

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.