post-tittle

¿Cuál es la percepción que se tiene del software libre?

Por: Reclu IT

4 de octubre de 2017

La adopción de software de código abierto por parte de las empresas va en aumento. Aquellas que lo han adoptado han cambiado su actitud hacia este tipo de software. Lo que alguna vez fue considerado excéntrico y barato así como el trabajo de desarrolladores amateurs.

Con acceso abierto al software de código abierto para ejecutarse o modificarse como se quiera, y soporte provisto por desarrolladores de software y usuarios, el modelo del software libre es muy distinto al del software propietario. Y está siendo lo suficientemente atractivo para que un grupo creciente de CIOs hagan el cambio.

Uno de los beneficios más conocidos del código abierto es su precio. Sólo hay que descargar el software, instalarlo y no pagar un centavo. Esa es la teoría, pero para un sorprendente número de compañías que lo utilizan, el precio – o la ausencia de éste – es algo irrelevante. Lo que buscan es software estable que haga lo que dice que hace.

Muchas empresas aseguran que algo que les satisface de haber adoptado el código abierto es el avance en desempeño. Por ejemplo, adoptar Linux puede reducir considerablemente el porcentaje de fallas del servidor que sufre una compañía.

El soporte técnico es una gran preocupación para los usuarios de código abierto. ¿A quién puede llamarse si las cosas salen mal? No hay a quien recurrir cuando no hay un proveedor.

En la práctica, la situación es compleja. La mayoría de los proyectos de código abierto tienen a grandes grupos de desarrolladores, listas de correo Internet, archivos y bases de datos de soporte, todo disponible sin costo. Esa es la buena noticia. La noticia no tan buena es que no hay una fuente única de información. Una simple consulta puede derivarse en múltiples respuestas contradictorias sin una fuente autorizada.

Las aplicaciones de misión crítica no son más cruciales que las de la banca en línea, donde los sistemas de transacciones simplemente tienen que funcionar, punto. Experimentar con código abierto, con sus riesgos en términos de incumplimiento, seguridad y mantenimiento, podría considerarse un algo odioso.

Algunas empresas han optado por reemplazar la suite Office de Microsoft en las computadoras de escritorio por herramientas de productividad de código abierto para actividades como el procesamiento de textos y hojas de cálculo.

Se calcula que una empresa invierte alrededor de $1,820 dólares por PC para integrar todas las herramientas que un usuario necesita en una PC. Con Linux y herramientas de código abierto, costaría sólo la mitad de eso. Incluso, la usabilidad mejora y el soporte TI se simplifica. Empresas como Siemens y el gobierno de China están convencidos de que Linux ya está listo para los sistemas de escritorio.

No obstante, existen bancos, como Banca Popolare de Milano, Italia, que admite sin empacho que la entrada del banco al código abierto fue resultado de una “mentalidad bastante lateral”. ¿El software libre sirve para todas las organizaciones? De acuerdo con Andy Mulholland, director de tecnología de Cap Gemini Ernst & Young, es una cuestión de actitud. “Los argumentos a favor y en contra del software libre a menudo se trivializan”, señala. “No es un problema técnico; es una cuestión que tiene que ver con la externalización”.

Las compañías con un enfoque externo, dice, que se utiliza para colaborar con otras organizaciones, y que tal vez ya están utilizando tecnologías colaborativas, están listas para ganar mucho más del código abierto que las compañías con un enfoque interno, que ve a la tecnología en términos de ahorros de costos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

¿Cuál es la percepción que se tiene del software libre?

Por: Reclu IT

4 de octubre de 2017

La adopción de software de código abierto por parte de las empresas va en aumento. Aquellas que lo han adoptado han cambiado su actitud hacia este tipo de software. Lo que alguna vez fue considerado excéntrico y barato así como el trabajo de desarrolladores amateurs.

Con acceso abierto al software de código abierto para ejecutarse o modificarse como se quiera, y soporte provisto por desarrolladores de software y usuarios, el modelo del software libre es muy distinto al del software propietario. Y está siendo lo suficientemente atractivo para que un grupo creciente de CIOs hagan el cambio.

Uno de los beneficios más conocidos del código abierto es su precio. Sólo hay que descargar el software, instalarlo y no pagar un centavo. Esa es la teoría, pero para un sorprendente número de compañías que lo utilizan, el precio – o la ausencia de éste – es algo irrelevante. Lo que buscan es software estable que haga lo que dice que hace.

Muchas empresas aseguran que algo que les satisface de haber adoptado el código abierto es el avance en desempeño. Por ejemplo, adoptar Linux puede reducir considerablemente el porcentaje de fallas del servidor que sufre una compañía.

El soporte técnico es una gran preocupación para los usuarios de código abierto. ¿A quién puede llamarse si las cosas salen mal? No hay a quien recurrir cuando no hay un proveedor.

En la práctica, la situación es compleja. La mayoría de los proyectos de código abierto tienen a grandes grupos de desarrolladores, listas de correo Internet, archivos y bases de datos de soporte, todo disponible sin costo. Esa es la buena noticia. La noticia no tan buena es que no hay una fuente única de información. Una simple consulta puede derivarse en múltiples respuestas contradictorias sin una fuente autorizada.

Las aplicaciones de misión crítica no son más cruciales que las de la banca en línea, donde los sistemas de transacciones simplemente tienen que funcionar, punto. Experimentar con código abierto, con sus riesgos en términos de incumplimiento, seguridad y mantenimiento, podría considerarse un algo odioso.

Algunas empresas han optado por reemplazar la suite Office de Microsoft en las computadoras de escritorio por herramientas de productividad de código abierto para actividades como el procesamiento de textos y hojas de cálculo.

Se calcula que una empresa invierte alrededor de $1,820 dólares por PC para integrar todas las herramientas que un usuario necesita en una PC. Con Linux y herramientas de código abierto, costaría sólo la mitad de eso. Incluso, la usabilidad mejora y el soporte TI se simplifica. Empresas como Siemens y el gobierno de China están convencidos de que Linux ya está listo para los sistemas de escritorio.

No obstante, existen bancos, como Banca Popolare de Milano, Italia, que admite sin empacho que la entrada del banco al código abierto fue resultado de una “mentalidad bastante lateral”. ¿El software libre sirve para todas las organizaciones? De acuerdo con Andy Mulholland, director de tecnología de Cap Gemini Ernst & Young, es una cuestión de actitud. “Los argumentos a favor y en contra del software libre a menudo se trivializan”, señala. “No es un problema técnico; es una cuestión que tiene que ver con la externalización”.

Las compañías con un enfoque externo, dice, que se utiliza para colaborar con otras organizaciones, y que tal vez ya están utilizando tecnologías colaborativas, están listas para ganar mucho más del código abierto que las compañías con un enfoque interno, que ve a la tecnología en términos de ahorros de costos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.