post-tittle

Conoce algunos mitos acerca de la creatividad que debes dejar de lado

Por: Reclu IT

28 de julio de 2014

Uno de los temas más recurrentes en las Tecnologías de la Información es la “creatividad”, ya que de manera continua se hace mención a ésta y la importancia para que los estudiantes y profesionales de TI desarrollen y creen sus propias formas de generar conocimiento.

Pero es común que se piense que la creatividad es sólo inspiración, impredecible y sólo para unos pocos, estos son sólo algunos de los mitos populares sobre la creatividad en los negocios, sin embargo, ninguno de ellos tiene mucha evidencia científica.

Es por ello que se se resalta la publicación de un estudio titulado The myth of Creativity, de David Burkus, y otro tipo de artículos en los que se desmitifican estas creencias. De acuerdo a los especialistas el primer paso para dejar que la creatividad fluya es no limitar el pensamiento, por lo que indican se debe ir más allá de lo aquí escrito.

Un punto que se inculca en el sector de las TI es tener un alto espíritu competitivo, pero se ha demostrado que los equipos de trabajo más creativos son aquellos que colaboran, en vez de competir, ya que cuando la gente compite por el reconocimiento, dejan de compartir información. Y eso es destructivo porque nadie en una organización tiene todos los conocimientos necesarios para poner todas las piezas del rompecabezas.

Entre los mitos que destaca Burkus está la falsa idea que se tiene de la creatividad espontánea, asociada a la palabra “eureka”, pues la investigación muestra que tales ideas son en realidad el resultado culminante del trabajo duro en un problema. Esta forma de pensar, cuando se trabaja un problema, da tiempo para incubar en la mente subconsciente mientras conectamos hilos antes de que las ideas surjan como innovaciones.

Otro mito es aquel que considera el pensamiento analítico y creativo como diferentes, pues estudios han comprobado que las ideas innovadoras surgen de la yuxtaposición de la información existente en las partes del cerebro que asociamos con el procesamiento de información “racional” y el pensamiento analítico.

Una de las maneras más usuales para crear es la lluvia de ideas, una práctica utilizada muy a menudo, pero esto sólo podría alejar a todo un equipo de alguna solución real sin producir avances creativos, pero no existe alguna investigación que sugiera que el hacer esto tenga un resultado productivo.

Por la idea popular que se tiene de Silicon Valley muchas empresas adoptaron un modelo en el que se busca la convivencia de los empleados y que las oficinas están plagadas de juegos o instalaciones estrafalarias, pero esto tiene poco valor, ya que no ofrece un valor real. Las empresas más creativas buscan  maneras de estructurar conflicto en sus procesos para presionar mejor los límites creativos de sus empleados.

Para muchos profesionales el trabajar bajo presión ha traído consigo grandes momentos de creatividad, pero es lo contrario, pues la creatividad se reduce conforme uno está presionado, porque la gente no puede comprometerse profundamente con el problema. La creatividad requiere un período de incubación; la gente necesita tiempo para sumergirse en un problema y dejar que la burbuja de las ideas arriba.

Algunas personas se excusan en que no pueden ser creativos, porque la empresa o falta de tiempo se los permite, pero contrario a esta creencia la creatividad surge con más fuerza ante las trabas, pues obliga a las personas a vislumbrar nuevos caminos o formas de cumplir su objetivo.

Según Teresa Amabile, directora de investigación en la Universidad de Harvard, la creatividad está realmente impulsada por cuatro componentes separados: la experiencia en el campo, una metodología definida de creatividad, las personas que deseen participar y la aceptación de nuevas ideas de la compañía. ¿Qué otros mitos agregarían a esta lista? ¿Cómo hacen para ser más creativos?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Conoce algunos mitos acerca de la creatividad que debes dejar de lado

Por: Reclu IT

28 de julio de 2014

Uno de los temas más recurrentes en las Tecnologías de la Información es la “creatividad”, ya que de manera continua se hace mención a ésta y la importancia para que los estudiantes y profesionales de TI desarrollen y creen sus propias formas de generar conocimiento.

Pero es común que se piense que la creatividad es sólo inspiración, impredecible y sólo para unos pocos, estos son sólo algunos de los mitos populares sobre la creatividad en los negocios, sin embargo, ninguno de ellos tiene mucha evidencia científica.

Es por ello que se se resalta la publicación de un estudio titulado The myth of Creativity, de David Burkus, y otro tipo de artículos en los que se desmitifican estas creencias. De acuerdo a los especialistas el primer paso para dejar que la creatividad fluya es no limitar el pensamiento, por lo que indican se debe ir más allá de lo aquí escrito.

Un punto que se inculca en el sector de las TI es tener un alto espíritu competitivo, pero se ha demostrado que los equipos de trabajo más creativos son aquellos que colaboran, en vez de competir, ya que cuando la gente compite por el reconocimiento, dejan de compartir información. Y eso es destructivo porque nadie en una organización tiene todos los conocimientos necesarios para poner todas las piezas del rompecabezas.

Entre los mitos que destaca Burkus está la falsa idea que se tiene de la creatividad espontánea, asociada a la palabra “eureka”, pues la investigación muestra que tales ideas son en realidad el resultado culminante del trabajo duro en un problema. Esta forma de pensar, cuando se trabaja un problema, da tiempo para incubar en la mente subconsciente mientras conectamos hilos antes de que las ideas surjan como innovaciones.

Otro mito es aquel que considera el pensamiento analítico y creativo como diferentes, pues estudios han comprobado que las ideas innovadoras surgen de la yuxtaposición de la información existente en las partes del cerebro que asociamos con el procesamiento de información “racional” y el pensamiento analítico.

Una de las maneras más usuales para crear es la lluvia de ideas, una práctica utilizada muy a menudo, pero esto sólo podría alejar a todo un equipo de alguna solución real sin producir avances creativos, pero no existe alguna investigación que sugiera que el hacer esto tenga un resultado productivo.

Por la idea popular que se tiene de Silicon Valley muchas empresas adoptaron un modelo en el que se busca la convivencia de los empleados y que las oficinas están plagadas de juegos o instalaciones estrafalarias, pero esto tiene poco valor, ya que no ofrece un valor real. Las empresas más creativas buscan  maneras de estructurar conflicto en sus procesos para presionar mejor los límites creativos de sus empleados.

Para muchos profesionales el trabajar bajo presión ha traído consigo grandes momentos de creatividad, pero es lo contrario, pues la creatividad se reduce conforme uno está presionado, porque la gente no puede comprometerse profundamente con el problema. La creatividad requiere un período de incubación; la gente necesita tiempo para sumergirse en un problema y dejar que la burbuja de las ideas arriba.

Algunas personas se excusan en que no pueden ser creativos, porque la empresa o falta de tiempo se los permite, pero contrario a esta creencia la creatividad surge con más fuerza ante las trabas, pues obliga a las personas a vislumbrar nuevos caminos o formas de cumplir su objetivo.

Según Teresa Amabile, directora de investigación en la Universidad de Harvard, la creatividad está realmente impulsada por cuatro componentes separados: la experiencia en el campo, una metodología definida de creatividad, las personas que deseen participar y la aceptación de nuevas ideas de la compañía. ¿Qué otros mitos agregarían a esta lista? ¿Cómo hacen para ser más creativos?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.