post-tittle

Perfil moderno del profesional de TI

Por: Reclu IT

2 de marzo de 2015

Por José Antonio Ramírez González

Conforme las herramientas de TI avanzan a pasos acelerados y las compañías fabricantes de tecnología se ajustan cada vez más a sus diferentes tipos de consumidor, ya sean grandes corporativos o Pymes, los profesionales de TI que tendrán mayor relevancia para los grandes desafíos en estas organizaciones serán aquellos que no sólo cuenten con los conocimientos técnicos de las habilidades para lo cual se prepararon en sus universidades.

Lo otro es que también deben tener habilidades blandas y funcionales que entre otras cosas permitan una mejor interacción con los demás colaboradores de la organización y, de ser posible, hasta con los clientes, situación que en algunas empresas pareciera ser sólo un sueño por carecer de estrategias para establecer el trabajo en equipo, por lo menos.

Una más es que los profesionales de TI deben estar más preparados para encarar los diversos desafíos que recae todo proyecto tecnológico al implicar una serie de reingenierías y estandarización de procesos; además de cambios en el día a día que modifican la operación de las empresas.

“Roles, funciones y responsabilidades de los colaboradores cambian constantemente y es misión de la empresa y sus colaboradores asimilar estos cambios, ver de qué forma pueden brindar un valor agregado para alcanzar mejores resultados”, señala Federico de Vicente, director de la consultora Michael Page.

Agrega que si bien hoy se refleja una mayor inversión en tecnología al interior de las organizaciones, “seguimos viendo, sin embargo, que en la mayoría de los casos el reto está en entender el tipo de profesionista de TI que mejor se alineará al negocio”. A ello está de acuerdo que el principal desafío del profesional de TI es ir más allá del conocimiento técnico para asumir otras habilidades como liderazgo y orientación al cliente, sobre todo porque muchas organizaciones que requieren talento con estos perfiles son firmas dedicadas en brindar servicios.

 

El CIO debe cooperar más

Incluso, la firma Deloitte añade que tan sólo en el ámbito de CIO se requiere que éste tenga capacidad de trabajar a la par con los líderes de negocio para juntos explorar el potencial que el área de TI puede aportar para aumentar el desempeño y competitividad de la organización, y desarrollen conjuntamente estrategias incluyentes y complementarias.

“Hubo un tiempo en que mantener en operación los centros de cómputo era suficiente. Hoy en día, lo que se espera de un CIO es mucho más”, agrega Deloitte en su reporte “CIO 2.0, El nuevo rol del Director de Tecnologías de Información”. Para la consultora, el CIO de hoy es un líder de negocio, no sólo un administrador de TI que además de dirigir una función de misión crítica tan grande y compleja como cualquier otra operación en la compañía, trabaja hombro con hombro con las unidades de negocio para ayudar a mejorar su desempeño y eficiencia.

José Manuel Flores, director de Pink Elephant México, empresa consultora en Gestión Estratégica y Eficiencia Operativa de TI, considera vital identificar todos aquellos aspectos que definen a un profesional de TI valioso, el cual tiene que “satisfacer los requerimientos del puesto a ocupar dentro de la empresa, así como una inversión con potencial de desarrollo para el área de TI y él mismo”.

La transformación que constantemente sufre el entorno y la interminable evolución tecnológica, es imprescindible que el profesional de TI que a las empresas de hoy les urge tener, debe contar con al menos ocho habilidades suaves para tener resultados exitosos, independientemente del cúmulo de destrezas técnicas que cuenten a su favor. Estas habilidades son las siguientes:

  1. Ser curiosos. La tecnología brinda a los negocios grandes posibilidades de reinventarse día a día y constantemente tienen que ofrecer propuestas de valor que mantengan a flote su competitividad. Los profesionales de TI deben estar conscientes de lo anterior además de estar continuamente interesados en su entorno, las nuevas tendencias, aplicaciones, procesos, entre otros. De esta manera serán hábiles para detectar oportunidades de mejora y crecimiento, lo cual permitirá disponer nuevos proyectos sobre la mesa de trabajo.
  2. Saber comunicar. Al convertirse en un elemento clave de la ejecución de las estrategias empresariales, el profesional de TI tiene que saber traducir su conocimiento y lenguaje técnico a uno más digerible (más aterrizado y entendible) para todas las personas que estén involucradas en sus procesos y así evitar confusiones, para lo cual tiene que llevar a cabo los proyectos como se planean. Asimismo, debe saber compartir sus ideas y determinar las mejores soluciones posibles en función de las necesidades del área de TI y la organización.
  3. Mostrarse proactivos. Es ésta una de las cualidades más importantes en el perfil del nuevo profesional de TI, ya que la proactividad está definida como la iniciativa por afrontar obstáculos tomando las riendas de las estrategias que brindarán soluciones. Esta virtud les permite encontrar la manera más eficiente de realizar el trabajo al mejorar automáticamente la calidad del servicio que el negocio ofrece con mejores resultados.
  4. Escuchar al cliente. Las tendencias de la industria TI cambian constantemente y la tecnología evoluciona rápidamente. En consecuencia, las necesidades de los clientes se modifican y los profesionales de TI deben saber escuchar sus inquietudes ante los cambios y encontrar la manera de brindar nuevas soluciones. Se acabaron los argumentos de “eso no me corresponde tratarlo o diríjase a atención a clientes”. En ocasiones, los proyectos comenzarán de una manera y al final serán distintos a lo planeado originalmente. Durante este proceso, el cliente esperará que el Profesionista de TI pueda hacer frente a las modificaciones que sean pertinentes y que aún con ellas, el resultado sea satisfactorio.
  5. Tener espíritu emprendedor. Al nuevo profesional de TI se le reconoce por su espíritu innovador que busca transformar los caminos preestablecidos en propuestas vanguardistas y eficientes que siempre vayan un paso adelante de lo convencional. Se les considera emprendedores por renunciar a todo lo que ya se haya hecho antes para conseguir buenos resultados, siempre buscando nuevas opciones que impulsen las estrategias del negocio y su competitividad en el mercado.
  6. Continuar aprendiendo. La mejor manera de hacer frente a los cambios en la vida profesional de una persona es a partir de la permanente actualización de conocimientos, en particular cuando se trata de las TI, cuyo sector no detiene su constante transformación. El profesional de TI que será diferente al resto será el que siempre se mantenga a la par de la evolución de su entorno, para ello deberá capacitarse de manera persistente con certificaciones e investigando sobre las nuevas aplicaciones y analizando a la competencia.
  7. Liderazgo. Cuando un profesional de TI asume su rol como elemento estratégico del negocio, podrá tomar decisiones que guíen los esfuerzos de su equipo de trabajo con la responsabilidad que esto conlleva. También, comprometerse a influenciar de manera positiva a quienes trabajen con él al ejercer su conocimiento y brindar confianza a quienes le rodean.
  8. Visionarios. La capacidad analítica del nuevo profesional de TI es imprescindible para saber dónde se encuentra el negocio. Entre otras cosas, tiene que conocer el mercado, los competidores y cómo han actuado en los últimos años y meses. Todo ello le brindará una visión de negocio mucho más amplia que el resto. Esta cualidad le permitirá, además, crear verdaderas soluciones ante las exigencias del entorno, delimitar congruentemente las necesidades de la empresa para conseguir presencia y posicionamiento, así como hacer proyecciones del comportamiento de su ambiente externo; elementos esenciales para trazar mejores estrategias.

Como seguramente lo podrá apreciar el lector, estas habilidades van más allá de los conocimientos que hayan adquirido en la universidad y al final resultan ser una mezcla entre su aprendizaje técnico especializado en TI con otros conocimientos que, entre otros, tienen que ver sobre gestión administrativa y manejo de negocios, así como aptitudes que haya adquirido a través de diversas experiencias de vida.

Para casos específicos como los que se han abordado en cada una de las habilidades aquí abordadas, la mayoría de las universidades privadas más importantes del país de manera permanente ofrecen diversos seminarios, cursos, talleres, diplomados y certificaciones que precisamente le brindarán al profesional las mejores herramientas para encarar los actuales desafíos a interior de la organización.

Ya se telefónicamente o en internet, estas instituciones como la UIA, ITESM, UVM, ITAM, IPADE, ITESO, entre otras más, de manera permanente ofrecen de manera presencial y/o en línea cursos, talleres, seminarios, diplomados y maestrías relacionados con los rubros a los que nos referimos en el presente texto.

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Perfil moderno del profesional de TI

Por: Reclu IT

2 de marzo de 2015

Por José Antonio Ramírez González

Conforme las herramientas de TI avanzan a pasos acelerados y las compañías fabricantes de tecnología se ajustan cada vez más a sus diferentes tipos de consumidor, ya sean grandes corporativos o Pymes, los profesionales de TI que tendrán mayor relevancia para los grandes desafíos en estas organizaciones serán aquellos que no sólo cuenten con los conocimientos técnicos de las habilidades para lo cual se prepararon en sus universidades.

Lo otro es que también deben tener habilidades blandas y funcionales que entre otras cosas permitan una mejor interacción con los demás colaboradores de la organización y, de ser posible, hasta con los clientes, situación que en algunas empresas pareciera ser sólo un sueño por carecer de estrategias para establecer el trabajo en equipo, por lo menos.

Una más es que los profesionales de TI deben estar más preparados para encarar los diversos desafíos que recae todo proyecto tecnológico al implicar una serie de reingenierías y estandarización de procesos; además de cambios en el día a día que modifican la operación de las empresas.

“Roles, funciones y responsabilidades de los colaboradores cambian constantemente y es misión de la empresa y sus colaboradores asimilar estos cambios, ver de qué forma pueden brindar un valor agregado para alcanzar mejores resultados”, señala Federico de Vicente, director de la consultora Michael Page.

Agrega que si bien hoy se refleja una mayor inversión en tecnología al interior de las organizaciones, “seguimos viendo, sin embargo, que en la mayoría de los casos el reto está en entender el tipo de profesionista de TI que mejor se alineará al negocio”. A ello está de acuerdo que el principal desafío del profesional de TI es ir más allá del conocimiento técnico para asumir otras habilidades como liderazgo y orientación al cliente, sobre todo porque muchas organizaciones que requieren talento con estos perfiles son firmas dedicadas en brindar servicios.

 

El CIO debe cooperar más

Incluso, la firma Deloitte añade que tan sólo en el ámbito de CIO se requiere que éste tenga capacidad de trabajar a la par con los líderes de negocio para juntos explorar el potencial que el área de TI puede aportar para aumentar el desempeño y competitividad de la organización, y desarrollen conjuntamente estrategias incluyentes y complementarias.

“Hubo un tiempo en que mantener en operación los centros de cómputo era suficiente. Hoy en día, lo que se espera de un CIO es mucho más”, agrega Deloitte en su reporte “CIO 2.0, El nuevo rol del Director de Tecnologías de Información”. Para la consultora, el CIO de hoy es un líder de negocio, no sólo un administrador de TI que además de dirigir una función de misión crítica tan grande y compleja como cualquier otra operación en la compañía, trabaja hombro con hombro con las unidades de negocio para ayudar a mejorar su desempeño y eficiencia.

José Manuel Flores, director de Pink Elephant México, empresa consultora en Gestión Estratégica y Eficiencia Operativa de TI, considera vital identificar todos aquellos aspectos que definen a un profesional de TI valioso, el cual tiene que “satisfacer los requerimientos del puesto a ocupar dentro de la empresa, así como una inversión con potencial de desarrollo para el área de TI y él mismo”.

La transformación que constantemente sufre el entorno y la interminable evolución tecnológica, es imprescindible que el profesional de TI que a las empresas de hoy les urge tener, debe contar con al menos ocho habilidades suaves para tener resultados exitosos, independientemente del cúmulo de destrezas técnicas que cuenten a su favor. Estas habilidades son las siguientes:

  1. Ser curiosos. La tecnología brinda a los negocios grandes posibilidades de reinventarse día a día y constantemente tienen que ofrecer propuestas de valor que mantengan a flote su competitividad. Los profesionales de TI deben estar conscientes de lo anterior además de estar continuamente interesados en su entorno, las nuevas tendencias, aplicaciones, procesos, entre otros. De esta manera serán hábiles para detectar oportunidades de mejora y crecimiento, lo cual permitirá disponer nuevos proyectos sobre la mesa de trabajo.
  2. Saber comunicar. Al convertirse en un elemento clave de la ejecución de las estrategias empresariales, el profesional de TI tiene que saber traducir su conocimiento y lenguaje técnico a uno más digerible (más aterrizado y entendible) para todas las personas que estén involucradas en sus procesos y así evitar confusiones, para lo cual tiene que llevar a cabo los proyectos como se planean. Asimismo, debe saber compartir sus ideas y determinar las mejores soluciones posibles en función de las necesidades del área de TI y la organización.
  3. Mostrarse proactivos. Es ésta una de las cualidades más importantes en el perfil del nuevo profesional de TI, ya que la proactividad está definida como la iniciativa por afrontar obstáculos tomando las riendas de las estrategias que brindarán soluciones. Esta virtud les permite encontrar la manera más eficiente de realizar el trabajo al mejorar automáticamente la calidad del servicio que el negocio ofrece con mejores resultados.
  4. Escuchar al cliente. Las tendencias de la industria TI cambian constantemente y la tecnología evoluciona rápidamente. En consecuencia, las necesidades de los clientes se modifican y los profesionales de TI deben saber escuchar sus inquietudes ante los cambios y encontrar la manera de brindar nuevas soluciones. Se acabaron los argumentos de “eso no me corresponde tratarlo o diríjase a atención a clientes”. En ocasiones, los proyectos comenzarán de una manera y al final serán distintos a lo planeado originalmente. Durante este proceso, el cliente esperará que el Profesionista de TI pueda hacer frente a las modificaciones que sean pertinentes y que aún con ellas, el resultado sea satisfactorio.
  5. Tener espíritu emprendedor. Al nuevo profesional de TI se le reconoce por su espíritu innovador que busca transformar los caminos preestablecidos en propuestas vanguardistas y eficientes que siempre vayan un paso adelante de lo convencional. Se les considera emprendedores por renunciar a todo lo que ya se haya hecho antes para conseguir buenos resultados, siempre buscando nuevas opciones que impulsen las estrategias del negocio y su competitividad en el mercado.
  6. Continuar aprendiendo. La mejor manera de hacer frente a los cambios en la vida profesional de una persona es a partir de la permanente actualización de conocimientos, en particular cuando se trata de las TI, cuyo sector no detiene su constante transformación. El profesional de TI que será diferente al resto será el que siempre se mantenga a la par de la evolución de su entorno, para ello deberá capacitarse de manera persistente con certificaciones e investigando sobre las nuevas aplicaciones y analizando a la competencia.
  7. Liderazgo. Cuando un profesional de TI asume su rol como elemento estratégico del negocio, podrá tomar decisiones que guíen los esfuerzos de su equipo de trabajo con la responsabilidad que esto conlleva. También, comprometerse a influenciar de manera positiva a quienes trabajen con él al ejercer su conocimiento y brindar confianza a quienes le rodean.
  8. Visionarios. La capacidad analítica del nuevo profesional de TI es imprescindible para saber dónde se encuentra el negocio. Entre otras cosas, tiene que conocer el mercado, los competidores y cómo han actuado en los últimos años y meses. Todo ello le brindará una visión de negocio mucho más amplia que el resto. Esta cualidad le permitirá, además, crear verdaderas soluciones ante las exigencias del entorno, delimitar congruentemente las necesidades de la empresa para conseguir presencia y posicionamiento, así como hacer proyecciones del comportamiento de su ambiente externo; elementos esenciales para trazar mejores estrategias.

Como seguramente lo podrá apreciar el lector, estas habilidades van más allá de los conocimientos que hayan adquirido en la universidad y al final resultan ser una mezcla entre su aprendizaje técnico especializado en TI con otros conocimientos que, entre otros, tienen que ver sobre gestión administrativa y manejo de negocios, así como aptitudes que haya adquirido a través de diversas experiencias de vida.

Para casos específicos como los que se han abordado en cada una de las habilidades aquí abordadas, la mayoría de las universidades privadas más importantes del país de manera permanente ofrecen diversos seminarios, cursos, talleres, diplomados y certificaciones que precisamente le brindarán al profesional las mejores herramientas para encarar los actuales desafíos a interior de la organización.

Ya se telefónicamente o en internet, estas instituciones como la UIA, ITESM, UVM, ITAM, IPADE, ITESO, entre otras más, de manera permanente ofrecen de manera presencial y/o en línea cursos, talleres, seminarios, diplomados y maestrías relacionados con los rubros a los que nos referimos en el presente texto.

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.