post-tittle

Escribir código es similar a escribir poesía

Por: Reclu IT

12 de octubre de 2015

Uno de los momentos más personales para algunos programadores es ese momento cuando se dedican a escribir líneas de código, así que se trata de una experiencia similar a cuando un artista traza líneas en un lienzo limpio.

A medida que mejoras y aprendes más sobre el código “limpio” y empiezas a comentar tu código, pareces un poeta escribiendo pasajes. Si no te gustan los poetas, busca una metáfora análoga que te haga enorgullecerte de tu trabajo (un poco de ego no es malo), nos dice Mauro Casas, en Medium.

Además agrega que es una de las experiencias comunes entre los desarrolladores y es lo que “me hace amar saber programación, no es el dinero, ni el orgullo, ni el ego. Me encanta el código porque ofrece la libertad de dar vida a las ideas, tienes el poder y el conocimiento para hacer lo que quieras con algo tan simple (y complejo) como es un ordenador”.

Esto se debe a que el código que escribimos es una reflexión de nuestros pensamientos y del proceso mental que transcurre mientras llegamos a ellos. Este proceso es diferente para cada uno de nosotros y causa que nuestro código sea completamente diferente.

Es precisamente por esto que necesitamos narrar nuestras historias de una manera que le permita a otros entenderlas fácilmente, o dicho de otra manera, debemos escribir código que sea legible. Aunque las pautas varíen de un lenguaje de programación a otro, el principio subyacente es el mismo: escribe código que otros programadores puedan leer.

Entre algunos de los consejos que podemos encontrar y comparte Julian Builes, emprendedor y desarrollador iOS Colombiano, están el permitir que el código se describa a sí mismo. Escribe código que sea auto-descriptivo de manera que no sea necesario documentarlo.

Sé sabio al elegir nombres. Opta por nombres que sean concisos, pero al mismo tiempo explícitos acerca de lo que representan.

Asume que estás escribiendo para alguien más, ¡siempre!. Incluso aunque este no sea siempre el caso, considero personalmente que ésta es una buena costumbre para motivarme a escribir código que otros programadores se deleiten de leer, o quizás yo mismo en un par de meses.

Apóyate en las pautas estilísticas y convenciones de tu lenguaje. Conviértete en un conocedor de las mejores prácticas y estándares de tu lenguaje de programación.

Evita abreviaciones crípticas. Evita la tentación de abreviar nombres para ahorrar espacio o ‘keystrokes’. Utiliza abreviaciones sólo cuando elimines la posibilidad de una ambigüedad.

Sé consistente con tu indexación. Por insignificantes que parezcan, la indexación y los espacios son dos de los factores que más contribuyen para escribir código que sea legible y hasta bonito. Asegúrate que la configuración de tu IDE sea consistente en todos tus equipos y coordina con tu equipo de desarrollo para crear un estándar en dicha configuración.

Ataca complejidad descomponiéndola. Uno de los motivos por los cuales fragmentos de código suelen ser difíciles de interpretar es por su nivel de complejidad. Esto es especialmente cierto en piezas de autenticación o computaciones laberínticas. La mejor manera de mitigar esta complejidad es descomponiéndola en piezas más manejables. Esto puede lograr que tu código sea un poco más extenso, pero al mismo tiempo lo hará más legible y manejable.

Explota los ‘return statements’. Una vez que una función llega a una declaración de ‘return’, tú como programador paras de leer. Si tienes esto en cuenta en el momento de escribir funciones, eliminas la necesidad de leerlas en su totalidad si ubicas ‘return statements’ en los puntos inflexivos de tu lógica.
Documenta sólo cuando sea necesario.

Aunque documentar tu trabajo es un hábito excelente, excederse en ello no lo es. En algunas ocasiones me he encontrado con código que ha sido documentado innecesariamente. Esto incrementa la cantidad de texto que tenemos que leer y código que mantener.

Algunos consejos que te harán mejorar y valorar más esta tarea tan personal que comparten los programadores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Escribir código es similar a escribir poesía

Por: Reclu IT

12 de octubre de 2015

Uno de los momentos más personales para algunos programadores es ese momento cuando se dedican a escribir líneas de código, así que se trata de una experiencia similar a cuando un artista traza líneas en un lienzo limpio.

A medida que mejoras y aprendes más sobre el código “limpio” y empiezas a comentar tu código, pareces un poeta escribiendo pasajes. Si no te gustan los poetas, busca una metáfora análoga que te haga enorgullecerte de tu trabajo (un poco de ego no es malo), nos dice Mauro Casas, en Medium.

Además agrega que es una de las experiencias comunes entre los desarrolladores y es lo que “me hace amar saber programación, no es el dinero, ni el orgullo, ni el ego. Me encanta el código porque ofrece la libertad de dar vida a las ideas, tienes el poder y el conocimiento para hacer lo que quieras con algo tan simple (y complejo) como es un ordenador”.

Esto se debe a que el código que escribimos es una reflexión de nuestros pensamientos y del proceso mental que transcurre mientras llegamos a ellos. Este proceso es diferente para cada uno de nosotros y causa que nuestro código sea completamente diferente.

Es precisamente por esto que necesitamos narrar nuestras historias de una manera que le permita a otros entenderlas fácilmente, o dicho de otra manera, debemos escribir código que sea legible. Aunque las pautas varíen de un lenguaje de programación a otro, el principio subyacente es el mismo: escribe código que otros programadores puedan leer.

Entre algunos de los consejos que podemos encontrar y comparte Julian Builes, emprendedor y desarrollador iOS Colombiano, están el permitir que el código se describa a sí mismo. Escribe código que sea auto-descriptivo de manera que no sea necesario documentarlo.

Sé sabio al elegir nombres. Opta por nombres que sean concisos, pero al mismo tiempo explícitos acerca de lo que representan.

Asume que estás escribiendo para alguien más, ¡siempre!. Incluso aunque este no sea siempre el caso, considero personalmente que ésta es una buena costumbre para motivarme a escribir código que otros programadores se deleiten de leer, o quizás yo mismo en un par de meses.

Apóyate en las pautas estilísticas y convenciones de tu lenguaje. Conviértete en un conocedor de las mejores prácticas y estándares de tu lenguaje de programación.

Evita abreviaciones crípticas. Evita la tentación de abreviar nombres para ahorrar espacio o ‘keystrokes’. Utiliza abreviaciones sólo cuando elimines la posibilidad de una ambigüedad.

Sé consistente con tu indexación. Por insignificantes que parezcan, la indexación y los espacios son dos de los factores que más contribuyen para escribir código que sea legible y hasta bonito. Asegúrate que la configuración de tu IDE sea consistente en todos tus equipos y coordina con tu equipo de desarrollo para crear un estándar en dicha configuración.

Ataca complejidad descomponiéndola. Uno de los motivos por los cuales fragmentos de código suelen ser difíciles de interpretar es por su nivel de complejidad. Esto es especialmente cierto en piezas de autenticación o computaciones laberínticas. La mejor manera de mitigar esta complejidad es descomponiéndola en piezas más manejables. Esto puede lograr que tu código sea un poco más extenso, pero al mismo tiempo lo hará más legible y manejable.

Explota los ‘return statements’. Una vez que una función llega a una declaración de ‘return’, tú como programador paras de leer. Si tienes esto en cuenta en el momento de escribir funciones, eliminas la necesidad de leerlas en su totalidad si ubicas ‘return statements’ en los puntos inflexivos de tu lógica.
Documenta sólo cuando sea necesario.

Aunque documentar tu trabajo es un hábito excelente, excederse en ello no lo es. En algunas ocasiones me he encontrado con código que ha sido documentado innecesariamente. Esto incrementa la cantidad de texto que tenemos que leer y código que mantener.

Algunos consejos que te harán mejorar y valorar más esta tarea tan personal que comparten los programadores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.