post-tittle

El futuro está en las redes

Por: Reclu IT

11 de septiembre de 2013

Por: Lizzette Beatriz Pérez Arbesú

Las nuevas tecnologías demandan la evolución en la infraestructura de redes y las aplicaciones que transitan sobre ellas. El personal de TI que desee mantenerse a la vanguardia deberá incluir en su currículo habilidades relacionadas con la gestión de datos y redes.

Hoy se habla mucho sobre las tendencias tecnológicas que implican el movimiento de datos entre aplicaciones y dispositivos diversos: la nube, virtualización y consumerización (Bring Your Own Device, o BYOD), generan una demanda creciente por la administración y aprovechamiento de los datos a través de soluciones como la inteligencia de negocios y la analítica de Big Data. Sin embargo, el reto va mucho más allá.
La rápida evolución en el manejo de datos y su transferencia a través de las redes es un tema que ha cobrado relevancia en los últimos años. No es posible transmitir grandes cantidades de datos, audio y video si no existe una infraestructura que pueda soportar el crecimiento potencial que se avecina… que ya está aquí.

La creciente necesidad de acceso a la información, la evolución de los procesos y la necesidad de acceso a aplicaciones conectadas a internet, hacen que las redes de información crezcan y se mantengan de ese modo a un ritmo sostenido.

De acuerdo con la firma de consultoría e investigación IDC, la tendencia que más se apreciará durante los próximos años será la de BYOD. Se estima que más de 250 millones de trabajadores en el mundo ya utilizan smartphones, tablets y laptops para manejar datos y entregar resultados a sus empleadores. En Latinoamérica, las redes 4G (LTE) y la democratización de los teléfonos inteligentes serán determinantes para compartir datos de trabajo de manera masiva, afirma IDC.

Todo esto se gestionará por medio de cualquier dispositivo móvil, donde quiera que el usuario se encuentre localizado.

Las necesidades de almacenamiento, colaboración y seguridad de datos crearán cambios en la forma en que las organizaciones, públicas y privadas, se relacionan con sus clientes, usuarios, proveedores y empleados, generando nuevos flujos de información que deberán estar disponibles para que la población tenga acceso a ellos.

El reto no es sencillo. Más allá de la capa de aplicaciones, donde todo mundo parece estar interesado, lo relevante es construir una arquitectura sólida, que brinde una infraestructura y plataforma de aplicaciones flexible y escalable, capaz de permitir el análisis de datos en crecimiento continuo.

Pensando a futuro, los ingenieros de sistemas que cuenten con los conocimientos necesarios para habilitar las redes que servirán de transporte a las nuevas aplicaciones tecnológicas, tendrán más probabilidades de conseguir y mantener empleos en compañías que planeen implementar estas tecnologías. Y digo ‘pensando a futuro’, pero ahora es cuando se deben preparar, porque la evolución de las redes ya empezó.

En este sentido, el fabricante Extreme Networks identificó cinco tendencias tecnológicas en donde el manejo de datos informáticos será crucial para los próximos años. Vale la pena echar un ojo a este listado e incluir en las necesidades de capacitación profesional cursos relacionados con estos rubros.

1. Aplicaciones Definidas por Software y el uso del BYOD (Bring Your Own Device). En vez de que las empresas y personas se adapten a las infraestructuras informáticas, son los programas los que definirán perfiles, archivos y datos por criterios previamente establecidos, y necesidades particulares.

2. Data Centers con tasas de transferencia mucho más robustas y Cloud Computing. Cualquier dato informático, aplicación o programa será almacenado, compartido o usado gracias a los procedimientos y flujos de datos, que serán transferidos en centros de datos con capacidades mucho muy superiores a las que se manejan actualmente o bien, en la nube.

3. Medios de Comunicación y Broadcasting. Los contenidos multimedia serán un condicionante para el mejoramiento de coberturas con información veraz y precisa.}

4. Seguridad e Integridad de las Personas. En un futuro muy cercano, cada individuo tendrá acceso desde su dispositivo móvil a redes empresariales, así como a servicios personales que requerirán de una solidez única para que su información e identidad, estén seguras dondequiera que este se encuentre.

5. Redes de Telecomunicaciones Móviles. El uso de redes telefónicas 4G (LTE) crecerá exponencialmente, la gente tendrá cada vez más acceso a teléfonos inteligentes que resuelvan tareas cotidianas, lo cual requerirá que los prestadores de servicios consoliden su infraestructura para adaptarse a la velocidad en términos de transferencia de información que cada individuo requerirá.
Ante estas predicciones, Extreme Networks recomienda impulsar a las instituciones educativas para que incluyan en su portafolio cursos con conocimientos y habilidades necesarias para la actualización o implementación de nuevas redes, reduciendo así la brecha tecnológica.

 

La autora, Lizzette Beatriz Pérez Arbesú, es periodista especializada en la fuente de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) y Seguridad Informática. Fue editora fundadora de la revista b:Secure, pionera en el mercado de contenidos en español de la seguridad de información. También se desempeñó como editora del portal de noticias de Netmedia y del portal de noticias Computerworld México. Actualmente es editora en jefe de TechTarget en español. Se le puede seguir en @fueradelugar, en Twitter.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

El futuro está en las redes

Por: Reclu IT

11 de septiembre de 2013

Por: Lizzette Beatriz Pérez Arbesú

Las nuevas tecnologías demandan la evolución en la infraestructura de redes y las aplicaciones que transitan sobre ellas. El personal de TI que desee mantenerse a la vanguardia deberá incluir en su currículo habilidades relacionadas con la gestión de datos y redes.

Hoy se habla mucho sobre las tendencias tecnológicas que implican el movimiento de datos entre aplicaciones y dispositivos diversos: la nube, virtualización y consumerización (Bring Your Own Device, o BYOD), generan una demanda creciente por la administración y aprovechamiento de los datos a través de soluciones como la inteligencia de negocios y la analítica de Big Data. Sin embargo, el reto va mucho más allá.
La rápida evolución en el manejo de datos y su transferencia a través de las redes es un tema que ha cobrado relevancia en los últimos años. No es posible transmitir grandes cantidades de datos, audio y video si no existe una infraestructura que pueda soportar el crecimiento potencial que se avecina… que ya está aquí.

La creciente necesidad de acceso a la información, la evolución de los procesos y la necesidad de acceso a aplicaciones conectadas a internet, hacen que las redes de información crezcan y se mantengan de ese modo a un ritmo sostenido.

De acuerdo con la firma de consultoría e investigación IDC, la tendencia que más se apreciará durante los próximos años será la de BYOD. Se estima que más de 250 millones de trabajadores en el mundo ya utilizan smartphones, tablets y laptops para manejar datos y entregar resultados a sus empleadores. En Latinoamérica, las redes 4G (LTE) y la democratización de los teléfonos inteligentes serán determinantes para compartir datos de trabajo de manera masiva, afirma IDC.

Todo esto se gestionará por medio de cualquier dispositivo móvil, donde quiera que el usuario se encuentre localizado.

Las necesidades de almacenamiento, colaboración y seguridad de datos crearán cambios en la forma en que las organizaciones, públicas y privadas, se relacionan con sus clientes, usuarios, proveedores y empleados, generando nuevos flujos de información que deberán estar disponibles para que la población tenga acceso a ellos.

El reto no es sencillo. Más allá de la capa de aplicaciones, donde todo mundo parece estar interesado, lo relevante es construir una arquitectura sólida, que brinde una infraestructura y plataforma de aplicaciones flexible y escalable, capaz de permitir el análisis de datos en crecimiento continuo.

Pensando a futuro, los ingenieros de sistemas que cuenten con los conocimientos necesarios para habilitar las redes que servirán de transporte a las nuevas aplicaciones tecnológicas, tendrán más probabilidades de conseguir y mantener empleos en compañías que planeen implementar estas tecnologías. Y digo ‘pensando a futuro’, pero ahora es cuando se deben preparar, porque la evolución de las redes ya empezó.

En este sentido, el fabricante Extreme Networks identificó cinco tendencias tecnológicas en donde el manejo de datos informáticos será crucial para los próximos años. Vale la pena echar un ojo a este listado e incluir en las necesidades de capacitación profesional cursos relacionados con estos rubros.

1. Aplicaciones Definidas por Software y el uso del BYOD (Bring Your Own Device). En vez de que las empresas y personas se adapten a las infraestructuras informáticas, son los programas los que definirán perfiles, archivos y datos por criterios previamente establecidos, y necesidades particulares.

2. Data Centers con tasas de transferencia mucho más robustas y Cloud Computing. Cualquier dato informático, aplicación o programa será almacenado, compartido o usado gracias a los procedimientos y flujos de datos, que serán transferidos en centros de datos con capacidades mucho muy superiores a las que se manejan actualmente o bien, en la nube.

3. Medios de Comunicación y Broadcasting. Los contenidos multimedia serán un condicionante para el mejoramiento de coberturas con información veraz y precisa.}

4. Seguridad e Integridad de las Personas. En un futuro muy cercano, cada individuo tendrá acceso desde su dispositivo móvil a redes empresariales, así como a servicios personales que requerirán de una solidez única para que su información e identidad, estén seguras dondequiera que este se encuentre.

5. Redes de Telecomunicaciones Móviles. El uso de redes telefónicas 4G (LTE) crecerá exponencialmente, la gente tendrá cada vez más acceso a teléfonos inteligentes que resuelvan tareas cotidianas, lo cual requerirá que los prestadores de servicios consoliden su infraestructura para adaptarse a la velocidad en términos de transferencia de información que cada individuo requerirá.
Ante estas predicciones, Extreme Networks recomienda impulsar a las instituciones educativas para que incluyan en su portafolio cursos con conocimientos y habilidades necesarias para la actualización o implementación de nuevas redes, reduciendo así la brecha tecnológica.

 

La autora, Lizzette Beatriz Pérez Arbesú, es periodista especializada en la fuente de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) y Seguridad Informática. Fue editora fundadora de la revista b:Secure, pionera en el mercado de contenidos en español de la seguridad de información. También se desempeñó como editora del portal de noticias de Netmedia y del portal de noticias Computerworld México. Actualmente es editora en jefe de TechTarget en español. Se le puede seguir en @fueradelugar, en Twitter.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.