post-tittle

5 consejos para saber renunciar y quedar en buenos términos

Por: Reclu IT

7 de abril de 2014

El sector de las Tecnologías de la Información es uno de los que presenta mayor rotación laboral, esto debido principalmente a los esquemas de contratación y al constante ofrecimiento de ofertas laborales por lo que la renuncia, es un tema “común” en el sector.

Salir de una empresa, es sin duda un tema delicado, ya que en algunos  casos se puede llegar a sentir la necesidad de desahogarse al momento de renunciar, y por fin quejarse de todo lo que se estuvo tolerando, es por ello que resulta una mejor estrategia pensar de qué manera se abandonará la organización, pues podríamos cerrar una puerta.

Es por eso, que aquí te presentamos algunos consejos para renunciar de una manera profesional y que tu imagen laboral no se vea afectada:

Avisa con anticipación tu salida.

Esto permitirá a la empresa encontrar un reemplazo, se recomiendan 10 días (aunque hay organizaciones con políticas específicas en este tema de acuerdo al orden en el organigrama). Además este tiempo también podría servirte para despedirte de todo el equipo con el que colaboraste.

Analiza el por qué te vas.

Esto es recomendable, para que al momento de renunciar no “explotes” y digas todo lo que te molestaba de la empresa, además podrás planear una manera eficaz de explicar tu renuncia, esto te permitirá ser honesto sobre tus entrevistas de trabajo y hasta recibir apoyo de la compañía que dejas, aunque este último punto es variable.

Escribe una carta de renuncia.

Esta acción servirá para dejar una constancia de las aportaciones que se hicieron en la empresa, además de una salida limpia. También te ayudará para revisar tus fortalezas, debilidades y exaltar tus estrategias acertadas mismas que podrías aplicar en tu siguiente trabajo.

Renuncia con la cabeza fría.

Una de las peores decisiones es dejar el trabajo de una manera impulsiva a consecuencia de un “arranque” de ira. Es por ello que si algo te molestaba dentro de la empresa es conveniente que lo menciones en un tiempo de calma, así como elegir “fríamente” el momento de salir que más convenga a tu crecimiento profesional.

No dejar pendientes y preparar la entrega del trabajo.

Esto ayudará a proteger tu carrera y reputación, ya que tendrás buenas referencias sobre tu trabajo, pues no dejaste tareas inconclusas o problemas no atendidos. Asegúrate de entregar tu puesto sin olvidar algún asunto que pueda generar un problema más adelante.

Especialistas como OCC y LinkedIn, coinciden en que mantener la “cabeza fría” al momento de renunciar es de los puntos más importantes, ya que tu imagen profesional podría verse afectada al actuar mediante impulsos.

Desde tu experiencia profesional ¿cómo han sido tus experiencias al momento de renunciar?

  • Manuel Mateos dice:

    Las recomendaciones me parecen muy positivas, aunque podrian agregarseles algunos puntos:
    – El tiempo de anticipacion para comunicar una renuncia, si es que hay interes de hacerlo profesional y maduramente,- depende del papel y nivel de responsabilidades que uno tenga; no sera lo mismo para un Analista de Sistemas que para un Gerente de Operaciones o que para un Director de Division o Director General. Tanto su anuncio como despedidas deben ser en persona; por carta o email solo es indicado anunciarla a los contactos o colegas remotos. A veces, hasta se tendra que viajar para comunicarla y concertarla.
    – Antes de decidir renunciar es prudente efectuar un analisis profundo de las razones o situaciones que te han hecho pensar en ello. Asi como analizar si realmente vale la pena hacerlo en terminos tanto profesionales como personales y morales, no solamente economicos y conocer lo mejor posible la cultura, prestigio y seriedad de la empresa que nos haya hecho una oferta o que hayamos buscado. Ello tambien requerira tiempo, y este tanbien puede ser mayor entre mas factores haya que analizar para poder tomar una decision prudente. Por supuesto, actuar por impulso, nada mas en ganar mayor sueldo y prestaciones, no es recomendable; salvo en casos de fuerza mayor.
    – Durante un empleo nos conectamos y vivimos con muchas personas cuya relacion debemos no solo mantener sino atesirar y cultivar; nunca se sabe que pueda pasar adelante.
    – Nunca perder la cabeza y la seriedad profesional fingir una renuncia queriendo en realidad obtener un aumento de sueldo o un “bono de retencion”. Se perderian muchas cosas importantes.
    – No renunciar solo porque el jefe nos parece muy duro, exigente o imprudente o un mal lider. Ello podria ser una oportunidad muy valiosa de desarrollo personal si por contra decidimos actuar con el mayor profesionalismo y entereza. Y ademas, no existen los lideres perfectos y siempre tendran tanto defectos como virtudes- en ningun lado hay lideres perfectos, la literatura y modelos que se han publicado y aprendido desde los 70’s del Siglo XX tendieron a proyectar la imagen de lideres ultra perfectos, funcionales y productivos pero promovieron la creencia de que el Liderazgo es un concepto moral – cuando no lo es. Por otra parte, para aprender a ser un lider autentico necesitamos aprender a ser, antes que nada, colaboradores efectivos, productivos, pacientes y leales.

  • Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Campos obligatorios(*)
    post-tittle

    5 consejos para saber renunciar y quedar en buenos términos

    Por: Reclu IT

    7 de abril de 2014

    El sector de las Tecnologías de la Información es uno de los que presenta mayor rotación laboral, esto debido principalmente a los esquemas de contratación y al constante ofrecimiento de ofertas laborales por lo que la renuncia, es un tema “común” en el sector.

    Salir de una empresa, es sin duda un tema delicado, ya que en algunos  casos se puede llegar a sentir la necesidad de desahogarse al momento de renunciar, y por fin quejarse de todo lo que se estuvo tolerando, es por ello que resulta una mejor estrategia pensar de qué manera se abandonará la organización, pues podríamos cerrar una puerta.

    Es por eso, que aquí te presentamos algunos consejos para renunciar de una manera profesional y que tu imagen laboral no se vea afectada:

    Avisa con anticipación tu salida.

    Esto permitirá a la empresa encontrar un reemplazo, se recomiendan 10 días (aunque hay organizaciones con políticas específicas en este tema de acuerdo al orden en el organigrama). Además este tiempo también podría servirte para despedirte de todo el equipo con el que colaboraste.

    Analiza el por qué te vas.

    Esto es recomendable, para que al momento de renunciar no “explotes” y digas todo lo que te molestaba de la empresa, además podrás planear una manera eficaz de explicar tu renuncia, esto te permitirá ser honesto sobre tus entrevistas de trabajo y hasta recibir apoyo de la compañía que dejas, aunque este último punto es variable.

    Escribe una carta de renuncia.

    Esta acción servirá para dejar una constancia de las aportaciones que se hicieron en la empresa, además de una salida limpia. También te ayudará para revisar tus fortalezas, debilidades y exaltar tus estrategias acertadas mismas que podrías aplicar en tu siguiente trabajo.

    Renuncia con la cabeza fría.

    Una de las peores decisiones es dejar el trabajo de una manera impulsiva a consecuencia de un “arranque” de ira. Es por ello que si algo te molestaba dentro de la empresa es conveniente que lo menciones en un tiempo de calma, así como elegir “fríamente” el momento de salir que más convenga a tu crecimiento profesional.

    No dejar pendientes y preparar la entrega del trabajo.

    Esto ayudará a proteger tu carrera y reputación, ya que tendrás buenas referencias sobre tu trabajo, pues no dejaste tareas inconclusas o problemas no atendidos. Asegúrate de entregar tu puesto sin olvidar algún asunto que pueda generar un problema más adelante.

    Especialistas como OCC y LinkedIn, coinciden en que mantener la “cabeza fría” al momento de renunciar es de los puntos más importantes, ya que tu imagen profesional podría verse afectada al actuar mediante impulsos.

    Desde tu experiencia profesional ¿cómo han sido tus experiencias al momento de renunciar?

  • Manuel Mateos dice:

    Las recomendaciones me parecen muy positivas, aunque podrian agregarseles algunos puntos:
    – El tiempo de anticipacion para comunicar una renuncia, si es que hay interes de hacerlo profesional y maduramente,- depende del papel y nivel de responsabilidades que uno tenga; no sera lo mismo para un Analista de Sistemas que para un Gerente de Operaciones o que para un Director de Division o Director General. Tanto su anuncio como despedidas deben ser en persona; por carta o email solo es indicado anunciarla a los contactos o colegas remotos. A veces, hasta se tendra que viajar para comunicarla y concertarla.
    – Antes de decidir renunciar es prudente efectuar un analisis profundo de las razones o situaciones que te han hecho pensar en ello. Asi como analizar si realmente vale la pena hacerlo en terminos tanto profesionales como personales y morales, no solamente economicos y conocer lo mejor posible la cultura, prestigio y seriedad de la empresa que nos haya hecho una oferta o que hayamos buscado. Ello tambien requerira tiempo, y este tanbien puede ser mayor entre mas factores haya que analizar para poder tomar una decision prudente. Por supuesto, actuar por impulso, nada mas en ganar mayor sueldo y prestaciones, no es recomendable; salvo en casos de fuerza mayor.
    – Durante un empleo nos conectamos y vivimos con muchas personas cuya relacion debemos no solo mantener sino atesirar y cultivar; nunca se sabe que pueda pasar adelante.
    – Nunca perder la cabeza y la seriedad profesional fingir una renuncia queriendo en realidad obtener un aumento de sueldo o un “bono de retencion”. Se perderian muchas cosas importantes.
    – No renunciar solo porque el jefe nos parece muy duro, exigente o imprudente o un mal lider. Ello podria ser una oportunidad muy valiosa de desarrollo personal si por contra decidimos actuar con el mayor profesionalismo y entereza. Y ademas, no existen los lideres perfectos y siempre tendran tanto defectos como virtudes- en ningun lado hay lideres perfectos, la literatura y modelos que se han publicado y aprendido desde los 70’s del Siglo XX tendieron a proyectar la imagen de lideres ultra perfectos, funcionales y productivos pero promovieron la creencia de que el Liderazgo es un concepto moral – cuando no lo es. Por otra parte, para aprender a ser un lider autentico necesitamos aprender a ser, antes que nada, colaboradores efectivos, productivos, pacientes y leales.

  • Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Campos obligatorios(*)

    Política de privacidad de www.recluit.mx

    Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
    contacten con el Propietario.