post-tittle

¿Cómo mejorar la productividad de los equipos de desarrollo?

Por: Reclu IT

11 de agosto de 2017

Verificar la productividad de un equipo y verificar individualmente cuál es la eficiencia de cada miembro, son los propósitos de gestores que implementan medidas para verificar el potencial de cada colaborador que actúa en la implementación de soluciones de TI. La definición de las medidas también colabora para que sean creadas metas y para que algunas tareas sean específicamente para determinado perfil profesional.

Una investigación realizada en 2014 por la Tasktop, empresa desarrolladora de software, apunta cuáles son los parámetros que los profesionales de implementación de TI prefieren ser verificados. Para 27% de ellos, el mejor índice sería el tiempo de ocupación. Para 17.7% las actividades completadas y entregadas; 16.5% prefieren que sea el valor de las tareas; 15.7% la agilidad, siendo este, el tiempo utilizado para la realización de cada tarea, y finalmente 14.5% aseguran que debe ser el número de alteración de enfoque e interrupciones. Las empresas consideran estos factores, cada uno en su orden de prioridad, además de otras como la calidad de código.

El tiempo de ocupación sería el número de horas que el desarrollador lleva para realizar un trabajo que le fue asignado, teniendo en consideración los retrasos y las interrupciones a lo largo del proceso. Esa medida ayuda a marcar, por ejemplo, cuánto tiempo será necesario para el desarrollo de una actividad y a la hora de cobrar el valor al cliente, es posible saber el plazo de entrega o dimensionar el tamaño del equipo para cada proyecto. También ayuda al gestor a identificar actividades no productivas.

Ya las actividades completas, pueden ser consideradas los RC (Release Candidates), que son las versiones finalizadas para la aprobación y que pueden ser o no las versiones finales de una programación. A través de esta medida, es posible identificar si el equipo está utilizando el tiempo con eficiencia, una vez que se entrega el material que va a necesitar.

El valor de las tareas está relacionado con la complejidad de la programación. Para implementaciones más simples, la velocidad de entrega y la calidad de programas, será mayor, y por eso, necesita existir una tasa de puntuación que valide, si la demanda exigirá más del equipo para entregar algo mayor, pero utilizando más tiempo, sin dar prioridad a otras actividades.

La velocidad de entrega también es un punto muy importante para los gestores, que como fue dicho anteriormente, necesita mesurar el tamaño del proyecto para valorarlo frente al cliente. Cuanto menos tiempo en el desarrollo de una actividad, mayores son las posibilidades que un programador tiene para comenzar una nueva tarea.

Por eso, la demanda anticipa una implementación para ser más rápida si existen fallas en los códigos o bugs. La velocidad debe ir de la mano con la calidad, para alcanzar tasas altas de eficiencia significativas para los gestores.

Finalmente, es necesaria una medida que sea capaz de validar el número de interrupciones y mudanzas de enfoque. Especialmente en equipos más pequeños, donde hay dependencia de un programador, el número de veces que una persona se detiene o se cambia de tarea retrasará un proyecto y puede aumentar el número de errores, ya que la línea de raciocinio es interrumpida.

Para un día de trabajo productivo, los desarrolladores entrevistados para la investigación de Tasktop aseguran que son esenciales cinco factores:

  1. Completar tareas y entregar metas: 53.2%.
  2. No haya ninguna o pocas interrupciones y distracciones: 50.4%
  3. No haya reuniones: 21.9%.
  4. Tener metas claras para el día: 19.9%.
  5. Planear el día de trabajo: 17.2%.

La investigación también preguntó lo que los programadores consideran productivo o improductivo en un día de trabajo. “Reuniones” representó 57.9% de las respuestas para las cuestiones improductivas, seguidas por leer y responder e-mails, con 18.8%. En esa lista todavía aparecen: trabajos no planeados, codificación y necesidad de leer y escribir informes. Entre cuestiones productivas, la principal es la programación en sí, con 71.5% de los votos.

Son medidas simples para ser implementadas y verificadas, generando datos significativos para la gestión de un negocio, enfocado en el desarrollo de programas, software, games y otras herramientas en TI. El equipo puede ser consultado para que esos factores sean trazados en conjunto, siendo claros y objetivos en cada uno de ellos. Además de una acción participativa, los colaboradores serán capaces de observar sus metas y saber las principales formas de alcanzarlas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

¿Cómo mejorar la productividad de los equipos de desarrollo?

Por: Reclu IT

11 de agosto de 2017

Verificar la productividad de un equipo y verificar individualmente cuál es la eficiencia de cada miembro, son los propósitos de gestores que implementan medidas para verificar el potencial de cada colaborador que actúa en la implementación de soluciones de TI. La definición de las medidas también colabora para que sean creadas metas y para que algunas tareas sean específicamente para determinado perfil profesional.

Una investigación realizada en 2014 por la Tasktop, empresa desarrolladora de software, apunta cuáles son los parámetros que los profesionales de implementación de TI prefieren ser verificados. Para 27% de ellos, el mejor índice sería el tiempo de ocupación. Para 17.7% las actividades completadas y entregadas; 16.5% prefieren que sea el valor de las tareas; 15.7% la agilidad, siendo este, el tiempo utilizado para la realización de cada tarea, y finalmente 14.5% aseguran que debe ser el número de alteración de enfoque e interrupciones. Las empresas consideran estos factores, cada uno en su orden de prioridad, además de otras como la calidad de código.

El tiempo de ocupación sería el número de horas que el desarrollador lleva para realizar un trabajo que le fue asignado, teniendo en consideración los retrasos y las interrupciones a lo largo del proceso. Esa medida ayuda a marcar, por ejemplo, cuánto tiempo será necesario para el desarrollo de una actividad y a la hora de cobrar el valor al cliente, es posible saber el plazo de entrega o dimensionar el tamaño del equipo para cada proyecto. También ayuda al gestor a identificar actividades no productivas.

Ya las actividades completas, pueden ser consideradas los RC (Release Candidates), que son las versiones finalizadas para la aprobación y que pueden ser o no las versiones finales de una programación. A través de esta medida, es posible identificar si el equipo está utilizando el tiempo con eficiencia, una vez que se entrega el material que va a necesitar.

El valor de las tareas está relacionado con la complejidad de la programación. Para implementaciones más simples, la velocidad de entrega y la calidad de programas, será mayor, y por eso, necesita existir una tasa de puntuación que valide, si la demanda exigirá más del equipo para entregar algo mayor, pero utilizando más tiempo, sin dar prioridad a otras actividades.

La velocidad de entrega también es un punto muy importante para los gestores, que como fue dicho anteriormente, necesita mesurar el tamaño del proyecto para valorarlo frente al cliente. Cuanto menos tiempo en el desarrollo de una actividad, mayores son las posibilidades que un programador tiene para comenzar una nueva tarea.

Por eso, la demanda anticipa una implementación para ser más rápida si existen fallas en los códigos o bugs. La velocidad debe ir de la mano con la calidad, para alcanzar tasas altas de eficiencia significativas para los gestores.

Finalmente, es necesaria una medida que sea capaz de validar el número de interrupciones y mudanzas de enfoque. Especialmente en equipos más pequeños, donde hay dependencia de un programador, el número de veces que una persona se detiene o se cambia de tarea retrasará un proyecto y puede aumentar el número de errores, ya que la línea de raciocinio es interrumpida.

Para un día de trabajo productivo, los desarrolladores entrevistados para la investigación de Tasktop aseguran que son esenciales cinco factores:

  1. Completar tareas y entregar metas: 53.2%.
  2. No haya ninguna o pocas interrupciones y distracciones: 50.4%
  3. No haya reuniones: 21.9%.
  4. Tener metas claras para el día: 19.9%.
  5. Planear el día de trabajo: 17.2%.

La investigación también preguntó lo que los programadores consideran productivo o improductivo en un día de trabajo. “Reuniones” representó 57.9% de las respuestas para las cuestiones improductivas, seguidas por leer y responder e-mails, con 18.8%. En esa lista todavía aparecen: trabajos no planeados, codificación y necesidad de leer y escribir informes. Entre cuestiones productivas, la principal es la programación en sí, con 71.5% de los votos.

Son medidas simples para ser implementadas y verificadas, generando datos significativos para la gestión de un negocio, enfocado en el desarrollo de programas, software, games y otras herramientas en TI. El equipo puede ser consultado para que esos factores sean trazados en conjunto, siendo claros y objetivos en cada uno de ellos. Además de una acción participativa, los colaboradores serán capaces de observar sus metas y saber las principales formas de alcanzarlas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.