post-tittle

Realidad del campo laboral de un recién egresado en TI

Por: Reclu IT

5 de mayo de 2014

Por: José Antonio Ramírez González.

Si bien para algunos académicos como Carlos Morales, director general de InterSoftware University, hoy en día no basta con ser un profesional universitario para asegurar un puesto en alguna empresa importante, la realidad es que entre mejor preparado se encuentre el egresado, mayores serán sus probabilidades de éxito profesional y, desde luego, económico.

Y es que el campo laboral actual se ha vuelto más exigente, hoy a los profesionales de TI se les demanda que sean capaces de generar valor y ser especialistas clave dentro de la gestión estratégica de las organizaciones, indica a su vez Raúl Díaz-Lomelí, Consultor de Pink Elephant.

Por eso, añade, todos los profesionales de TI, sobre todo los recién egresados, deben estar bien preparados para demostrar que con sus habilidades y conocimientos -adquiridos en sus universidades y en otras instituciones a través de certificaciones o especialidades- pueden brindar soluciones que impacten directamente en los resultados de negocio de la empresa y que logren mayor eficiencia en la misma.

Otra es que un recién egresado debe asegurarse de contar con todos los factores que le ayuden a subir escalones y colocarse en una mejor posición frente a un reclutador, agrega Carlos Morales. Entre estos factores menciona que el profesional debe contar con preparación de calidad, certificaciones y especialidades que le podrían abrir mejores oportunidades.

“Hemos detectado que, en promedio, un profesional certificado y recién egresado, puede aspirar a un sueldo que varía entre los 8 y hasta los 15 mil pesos, dependiendo de la empresa; mientras que uno recién egresado, sin este nivel de preparación, puede aspirar a un salario que va desde los 5 a los 10 mil pesos al mes”, añade Morales.

Díaz-Lomelí apunta que el rápido crecimiento de América Latina está impulsando la necesidad de que las empresas evolucionen sus áreas de TI para ser capaces de prevalecer en un mercado global altamente competitivo, de ahí la justificación por la cual se le exige al recién egresado convertirse en un generador de valor para la estrategia empresarial.

Impulsar la innovación, otra de las recomendaciones

Pero además, añade, las empresas están buscando profesionales que no sólo estén bien preparados y certificados, sino que además de generar valor sean capaces de impulsar procesos de innovación dentro de las compañías.

Un estudio de la consultora Select realizado a 300 empresas arrojó que éstas actualmente están buscando empleados con habilidades en áreas donde prácticamente no existen certificaciones en este momento.

Añade que departamentos de TI de las diferentes empresas encuestadas están en favor de contratar gente que posea más habilidades de negocios, frente a quienes tengan certificaciones técnicas.

“La razón es que se pueden enseñar habilidades técnicas, pero es más difícil aprender y conocer las necesidades de la empresa”, agrega Select. Incluso, más del 50% de las empresas encuestadas por la consultora tuvo dificultades de contratar personal calificado en TI debido a la falta de habilidades relacionadas con la gestión del negocio.

Javier Allard, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de las TI, dice que en un mundo que cambia constantemente como el del sector al que representa, el capital humano no se forma al mismo ritmo en que evoluciona la industria.

Ante ello, indica que a los asociados de la AMITI “les acercamos programas de capacitación, tanto de plataformas tecnológicas como de certificación, y también herramientas para que sus empresas se profesionalicen, porque muchas veces las Pymes, por ejemplo, tienen excelentes técnicos pero administradores menos expertos.”

Algunas otras limitaciones que deben atenderse

Según el Programa de Desarrollo del Sector de Servicios de Tecnologías de Información (Prosoft 2.0), actualmente el número de egresados de carreras universitarias y técnicas relacionados con las TI (115,000 nuevos profesionales cada año) es más que suficiente para cubrir la demanda laboral.

No obstante, añade en su documento “Base de conocimiento sobre el PROSOFT 2.0”, los recién graduados no cuentan con las competencias requeridas para incorporarse exitosamente en el mercado laboral de manera inmediata y sin capacitación previa.

Otra queja común entre las empresas -cita el Prosoft- es que los conocimientos de los recién egresados son insuficientes para cubrir los requerimientos básicos de competencias técnicas en el sector, lo cual a su vez hace necesario disponer de largos períodos de capacitación.

Adicionalmente, revela el organismo perteneciente a la Secretaría de Economía, las empresas señalan que los egresados de carreras relacionadas a TI tienden a poseer un dominio limitado del inglés y carecer de habilidades sociales como el liderazgo y la gestión de proyectos.

Este conjunto de deficiencias limita su desempeño profesional, particularmente en entornos de equipo, además de que su capacidad de ascender a posiciones que requieren supervisar a otras personas, se reduce, puntualiza Prosoft.

Y con el fin de mejorar las perspectivas y viabilidad de que el recién egresado en TI se coloque exitosamente en las organizaciones, Prosoft propone ocho líneas de acción que, según ha señalado reiteradamente, está llevando a cabo en conjunto con la academia, las representaciones empresariales y el sector gobierno.

Las líneas de acción son las siguientes:

1. Actualizar y fortalecer los programas de estudios universitarios y técnicos relacionados a TI; en particular, busca una mejor alineación con los requerimientos del sector productivo.

2. Incrementar el dominio del inglés entre trabajadores del sector de TI, considerando la gran importancia que tiene este idioma para lograr un posicionamiento líder a nivel internacional.

3. Promover la cobertura y reducir la deserción en carreras relacionadas a TI.

4. Mejorar los métodos pedagógicos en carreras universitarias y técnicas.

5. Promover la especialización de profesionales; es decir, favorecer el desarrollo de competencias avanzadas o la certificación de estudiantes y profesionales de TI.

6. Fortalecer la relación entre la academia y el sector de TI; en particular, mediante el establecimiento de incubadoras en universidades, así como a través de la promoción de prácticas profesionales y carreras universitarias diseñadas a la medida para empresas comprometidas a emplear un porcentaje mínimo de los estudiantes que las curse.

7. Mejorar la información disponible en el mercado laboral, tanto para profesionales del sector de TI como para los empleadores.

8. Actualizar certificaciones ofrecidas en esquemas públicos para reflejar las necesidades actuales de la industria.

Planteada esta información ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿Consideras que antes era más sencilla la inserción de un recién egresado al campo laboral? ¿Ha cambiado algo o todo sigue igual?

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Realidad del campo laboral de un recién egresado en TI

Por: Reclu IT

5 de mayo de 2014

Por: José Antonio Ramírez González.

Si bien para algunos académicos como Carlos Morales, director general de InterSoftware University, hoy en día no basta con ser un profesional universitario para asegurar un puesto en alguna empresa importante, la realidad es que entre mejor preparado se encuentre el egresado, mayores serán sus probabilidades de éxito profesional y, desde luego, económico.

Y es que el campo laboral actual se ha vuelto más exigente, hoy a los profesionales de TI se les demanda que sean capaces de generar valor y ser especialistas clave dentro de la gestión estratégica de las organizaciones, indica a su vez Raúl Díaz-Lomelí, Consultor de Pink Elephant.

Por eso, añade, todos los profesionales de TI, sobre todo los recién egresados, deben estar bien preparados para demostrar que con sus habilidades y conocimientos -adquiridos en sus universidades y en otras instituciones a través de certificaciones o especialidades- pueden brindar soluciones que impacten directamente en los resultados de negocio de la empresa y que logren mayor eficiencia en la misma.

Otra es que un recién egresado debe asegurarse de contar con todos los factores que le ayuden a subir escalones y colocarse en una mejor posición frente a un reclutador, agrega Carlos Morales. Entre estos factores menciona que el profesional debe contar con preparación de calidad, certificaciones y especialidades que le podrían abrir mejores oportunidades.

“Hemos detectado que, en promedio, un profesional certificado y recién egresado, puede aspirar a un sueldo que varía entre los 8 y hasta los 15 mil pesos, dependiendo de la empresa; mientras que uno recién egresado, sin este nivel de preparación, puede aspirar a un salario que va desde los 5 a los 10 mil pesos al mes”, añade Morales.

Díaz-Lomelí apunta que el rápido crecimiento de América Latina está impulsando la necesidad de que las empresas evolucionen sus áreas de TI para ser capaces de prevalecer en un mercado global altamente competitivo, de ahí la justificación por la cual se le exige al recién egresado convertirse en un generador de valor para la estrategia empresarial.

Impulsar la innovación, otra de las recomendaciones

Pero además, añade, las empresas están buscando profesionales que no sólo estén bien preparados y certificados, sino que además de generar valor sean capaces de impulsar procesos de innovación dentro de las compañías.

Un estudio de la consultora Select realizado a 300 empresas arrojó que éstas actualmente están buscando empleados con habilidades en áreas donde prácticamente no existen certificaciones en este momento.

Añade que departamentos de TI de las diferentes empresas encuestadas están en favor de contratar gente que posea más habilidades de negocios, frente a quienes tengan certificaciones técnicas.

“La razón es que se pueden enseñar habilidades técnicas, pero es más difícil aprender y conocer las necesidades de la empresa”, agrega Select. Incluso, más del 50% de las empresas encuestadas por la consultora tuvo dificultades de contratar personal calificado en TI debido a la falta de habilidades relacionadas con la gestión del negocio.

Javier Allard, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de las TI, dice que en un mundo que cambia constantemente como el del sector al que representa, el capital humano no se forma al mismo ritmo en que evoluciona la industria.

Ante ello, indica que a los asociados de la AMITI “les acercamos programas de capacitación, tanto de plataformas tecnológicas como de certificación, y también herramientas para que sus empresas se profesionalicen, porque muchas veces las Pymes, por ejemplo, tienen excelentes técnicos pero administradores menos expertos.”

Algunas otras limitaciones que deben atenderse

Según el Programa de Desarrollo del Sector de Servicios de Tecnologías de Información (Prosoft 2.0), actualmente el número de egresados de carreras universitarias y técnicas relacionados con las TI (115,000 nuevos profesionales cada año) es más que suficiente para cubrir la demanda laboral.

No obstante, añade en su documento “Base de conocimiento sobre el PROSOFT 2.0”, los recién graduados no cuentan con las competencias requeridas para incorporarse exitosamente en el mercado laboral de manera inmediata y sin capacitación previa.

Otra queja común entre las empresas -cita el Prosoft- es que los conocimientos de los recién egresados son insuficientes para cubrir los requerimientos básicos de competencias técnicas en el sector, lo cual a su vez hace necesario disponer de largos períodos de capacitación.

Adicionalmente, revela el organismo perteneciente a la Secretaría de Economía, las empresas señalan que los egresados de carreras relacionadas a TI tienden a poseer un dominio limitado del inglés y carecer de habilidades sociales como el liderazgo y la gestión de proyectos.

Este conjunto de deficiencias limita su desempeño profesional, particularmente en entornos de equipo, además de que su capacidad de ascender a posiciones que requieren supervisar a otras personas, se reduce, puntualiza Prosoft.

Y con el fin de mejorar las perspectivas y viabilidad de que el recién egresado en TI se coloque exitosamente en las organizaciones, Prosoft propone ocho líneas de acción que, según ha señalado reiteradamente, está llevando a cabo en conjunto con la academia, las representaciones empresariales y el sector gobierno.

Las líneas de acción son las siguientes:

1. Actualizar y fortalecer los programas de estudios universitarios y técnicos relacionados a TI; en particular, busca una mejor alineación con los requerimientos del sector productivo.

2. Incrementar el dominio del inglés entre trabajadores del sector de TI, considerando la gran importancia que tiene este idioma para lograr un posicionamiento líder a nivel internacional.

3. Promover la cobertura y reducir la deserción en carreras relacionadas a TI.

4. Mejorar los métodos pedagógicos en carreras universitarias y técnicas.

5. Promover la especialización de profesionales; es decir, favorecer el desarrollo de competencias avanzadas o la certificación de estudiantes y profesionales de TI.

6. Fortalecer la relación entre la academia y el sector de TI; en particular, mediante el establecimiento de incubadoras en universidades, así como a través de la promoción de prácticas profesionales y carreras universitarias diseñadas a la medida para empresas comprometidas a emplear un porcentaje mínimo de los estudiantes que las curse.

7. Mejorar la información disponible en el mercado laboral, tanto para profesionales del sector de TI como para los empleadores.

8. Actualizar certificaciones ofrecidas en esquemas públicos para reflejar las necesidades actuales de la industria.

Planteada esta información ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿Consideras que antes era más sencilla la inserción de un recién egresado al campo laboral? ¿Ha cambiado algo o todo sigue igual?

 

El autor, José Antonio Ramírez, es periodista especializado en TIC y negocios desde hace más de 20 años, además se ha desempeñado como editor de publicaciones especializadas como Byte, LANTimes e Interoffice, así como secciones en diversos diarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.