post-tittle

Áreas TI deben impulsar el éxito de las organizaciones

Por: Reclu IT

10 de junio de 2016

Debido a la transformación digital algunos responsables del área TI sienten que no están capacitados para dominar esta nueva ola de cambios, pues como indica Luis Núñez, Country Manager de EMC para Colombia, Perú y Venezuela, los sistemas de TI existentes no pueden hacer frente a la digitalización de hoy en día.

Por eso es que Núñez insiste en que ya es tiempo de que todo el mundo vea a la TI como generador de negocios y no como un obstáculo. No existen dudas: en TI, nada debería permanecer igual. El avance de la digitalización en todos los campos comerciales requiere nuevos recursos y servicios y nuevas formas de implementación.

La visión que ofrece el directivo viene de una encuesta realizada por EMC a dos mil 471 ejecutivos, el 68 % de los CIO participantes cree que su organización ya tiene innovaciones inhibidoras. Y el 69 % de los CIO respondieron que anticipan que sus propias organizaciones pronto no podrán cumplir con los requisitos de otros departamentos.

Por lo tanto, más de la mitad de los participantes (el 58 %) asume que su organización dejará de existir de la manera en que lo hace actualmente en un futuro y que podría ser reemplazada, en gran parte, por servicios de nube y proveedores de servicios externos.

Esos cuestionamientos son comprensibles, pero también redundantes. ¿Por qué? Porque no indican el fin real de los departamentos de TI, sino una necesidad de tomar acciones bien definidas. Los líderes de TI deberán enfrentar esta necesidad en lugar de seguir en reversa.

Así asegura que es tiempo de que los CIO y los líderes de TI reconozcan la oportunidad y tomen las riendas de manera activa en la transformación de las TI. Este objetivo se puede lograr mediante una definición (y designación) clara de las acciones necesarias dentro de la empresa y la TI, la asunción de la responsabilidad por los retos relacionados y el desarrollo de objetivos y planes convincentes.

Si quiere dejar de retroceder y avanzar desde ahora, debería hacer lo siguiente:

1. Asumir responsabilidad
Hacerse cargo de la transformación de la TI corporativa, requerirá contar con un espacio creativo. También necesitará el apoyo de la junta directiva y los departamentos. ¿De qué manera asegurarse de obtenerlo? La manera más simple es tener una conversación abierta con los gerentes pertinentes en un idioma que todos comprendan. Comunicarles que usted será el responsable de la transformación y detallar los pasos a seguir (como se explica a continuación). Al hacerlo, no asuma que los otros ejecutivos ya le han atribuido a usted la competencia pertinente: nuestra encuesta demostró que el 36 % de los gerentes de negocios participantes cree que el desarrollo de una estrategia de TI es su trabajo, no el trabajo del CIO.

2. Establecer expectativas y explicar las limitaciones
Después de mantener estas conversaciones, debe aplicar los principios de “administración de expectativas” de inmediato. La transformación prevista llevará algún tiempo, durante el cual su equipo probablemente no pueda satisfacer todos los requisitos de los departamentos. Lo mejor es explicar de antemano qué es posible y qué no. Busque la comprensión, pero tenga en cuenta lo siguiente: no haga promesas que no puede cumplir.

3. Definir objetivos y establecer prioridades claras
Una vez realizado el trabajo de preparación, comience con la planificación real. Asesórese y coordine con la administración ejecutiva y los departamentos para definir objetivos en una “imagen de destino” inicial de la nueva TI. ¿Qué recursos y servicios serán necesarios en el futuro? ¿Qué requisitos surgirán a partir de esto? ¿Cómo se verá la nueva organización de TI? Según la imagen de destino, defina los procedimientos de cambio necesario y priorícelos, ya que no será posible hacer todo a la vez. Muy importante: Presente sus planes a la junta ejecutiva, los líderes del departamento y a su propia organización.

4. Prepararse para la transición
Desarrolle un plan práctico para la transición de la TI antigua a la nueva. Primero, piense acerca de los recursos y servicios que deberían reasignarse del centro de datos a la nube de manera estándar, el trabajo que se asignará a los proveedores de servicios y los nuevos recursos de TI que se van a adquirir. Luego cree niveles para la implementación de estas medidas. No olvide anotar todo, prepare un concepto de transición adecuado.

5. Incluir a todos
Después de establecer los conceptos básicos de planificación y organizacionales necesarios, será tiempo de informar a los miembros de su organización de TI acerca de los próximos cambios. Explique el contexto y el contenido de las decisiones que tomó junto con la administración ejecutiva y los departamentos, y presente su plan y el concepto de transición que preparó. Tras su presentación, tómese el tiempo de escuchar los comentarios de los miembros del equipo y tenga en cuenta sus consideraciones, en definitiva, ellos son los expertos. Además, es la mejor manera de asegurarse de que obtendrá el apoyo necesario para lo que se aproxima. Sin apoyo, simplemente no será posible cumplir con los retos que se presentarán en el futuro.

Conclusión
La digitalización y la transformación de TI corporativa relacionada pueden crear preocupaciones entre los gerentes de TI. Algunos podrían sentir que su función no seguirá siendo la misma y que podrían ser despojados de su poder. Nuevamente, esto es comprensible y redundante al mismo tiempo. La orden del día es planear el futuro y actuar decididamente en lugar de detenerse y dudar. Los próximos cambios ofrecerán una enorme libertad creativa para quienes quieran actuar ahora, además de la oportunidad de trabajar estratégicamente y en una estrecha colaboración con el negocio. Se trata de crear más valor (de negocio) con el trabajo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Áreas TI deben impulsar el éxito de las organizaciones

Por: Reclu IT

10 de junio de 2016

Debido a la transformación digital algunos responsables del área TI sienten que no están capacitados para dominar esta nueva ola de cambios, pues como indica Luis Núñez, Country Manager de EMC para Colombia, Perú y Venezuela, los sistemas de TI existentes no pueden hacer frente a la digitalización de hoy en día.

Por eso es que Núñez insiste en que ya es tiempo de que todo el mundo vea a la TI como generador de negocios y no como un obstáculo. No existen dudas: en TI, nada debería permanecer igual. El avance de la digitalización en todos los campos comerciales requiere nuevos recursos y servicios y nuevas formas de implementación.

La visión que ofrece el directivo viene de una encuesta realizada por EMC a dos mil 471 ejecutivos, el 68 % de los CIO participantes cree que su organización ya tiene innovaciones inhibidoras. Y el 69 % de los CIO respondieron que anticipan que sus propias organizaciones pronto no podrán cumplir con los requisitos de otros departamentos.

Por lo tanto, más de la mitad de los participantes (el 58 %) asume que su organización dejará de existir de la manera en que lo hace actualmente en un futuro y que podría ser reemplazada, en gran parte, por servicios de nube y proveedores de servicios externos.

Esos cuestionamientos son comprensibles, pero también redundantes. ¿Por qué? Porque no indican el fin real de los departamentos de TI, sino una necesidad de tomar acciones bien definidas. Los líderes de TI deberán enfrentar esta necesidad en lugar de seguir en reversa.

Así asegura que es tiempo de que los CIO y los líderes de TI reconozcan la oportunidad y tomen las riendas de manera activa en la transformación de las TI. Este objetivo se puede lograr mediante una definición (y designación) clara de las acciones necesarias dentro de la empresa y la TI, la asunción de la responsabilidad por los retos relacionados y el desarrollo de objetivos y planes convincentes.

Si quiere dejar de retroceder y avanzar desde ahora, debería hacer lo siguiente:

1. Asumir responsabilidad
Hacerse cargo de la transformación de la TI corporativa, requerirá contar con un espacio creativo. También necesitará el apoyo de la junta directiva y los departamentos. ¿De qué manera asegurarse de obtenerlo? La manera más simple es tener una conversación abierta con los gerentes pertinentes en un idioma que todos comprendan. Comunicarles que usted será el responsable de la transformación y detallar los pasos a seguir (como se explica a continuación). Al hacerlo, no asuma que los otros ejecutivos ya le han atribuido a usted la competencia pertinente: nuestra encuesta demostró que el 36 % de los gerentes de negocios participantes cree que el desarrollo de una estrategia de TI es su trabajo, no el trabajo del CIO.

2. Establecer expectativas y explicar las limitaciones
Después de mantener estas conversaciones, debe aplicar los principios de “administración de expectativas” de inmediato. La transformación prevista llevará algún tiempo, durante el cual su equipo probablemente no pueda satisfacer todos los requisitos de los departamentos. Lo mejor es explicar de antemano qué es posible y qué no. Busque la comprensión, pero tenga en cuenta lo siguiente: no haga promesas que no puede cumplir.

3. Definir objetivos y establecer prioridades claras
Una vez realizado el trabajo de preparación, comience con la planificación real. Asesórese y coordine con la administración ejecutiva y los departamentos para definir objetivos en una “imagen de destino” inicial de la nueva TI. ¿Qué recursos y servicios serán necesarios en el futuro? ¿Qué requisitos surgirán a partir de esto? ¿Cómo se verá la nueva organización de TI? Según la imagen de destino, defina los procedimientos de cambio necesario y priorícelos, ya que no será posible hacer todo a la vez. Muy importante: Presente sus planes a la junta ejecutiva, los líderes del departamento y a su propia organización.

4. Prepararse para la transición
Desarrolle un plan práctico para la transición de la TI antigua a la nueva. Primero, piense acerca de los recursos y servicios que deberían reasignarse del centro de datos a la nube de manera estándar, el trabajo que se asignará a los proveedores de servicios y los nuevos recursos de TI que se van a adquirir. Luego cree niveles para la implementación de estas medidas. No olvide anotar todo, prepare un concepto de transición adecuado.

5. Incluir a todos
Después de establecer los conceptos básicos de planificación y organizacionales necesarios, será tiempo de informar a los miembros de su organización de TI acerca de los próximos cambios. Explique el contexto y el contenido de las decisiones que tomó junto con la administración ejecutiva y los departamentos, y presente su plan y el concepto de transición que preparó. Tras su presentación, tómese el tiempo de escuchar los comentarios de los miembros del equipo y tenga en cuenta sus consideraciones, en definitiva, ellos son los expertos. Además, es la mejor manera de asegurarse de que obtendrá el apoyo necesario para lo que se aproxima. Sin apoyo, simplemente no será posible cumplir con los retos que se presentarán en el futuro.

Conclusión
La digitalización y la transformación de TI corporativa relacionada pueden crear preocupaciones entre los gerentes de TI. Algunos podrían sentir que su función no seguirá siendo la misma y que podrían ser despojados de su poder. Nuevamente, esto es comprensible y redundante al mismo tiempo. La orden del día es planear el futuro y actuar decididamente en lugar de detenerse y dudar. Los próximos cambios ofrecerán una enorme libertad creativa para quienes quieran actuar ahora, además de la oportunidad de trabajar estratégicamente y en una estrecha colaboración con el negocio. Se trata de crear más valor (de negocio) con el trabajo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.