post-tittle

Actitudes que debes EVITAR al dirigir un equipo de trabajo

Por: Reclu IT

26 de mayo de 2014

Ser un líder de equipo es más que un experto con habilidades técnicas. En páginas especializadas(http://theuniversalturingblog.blogspot.mx/2011/01/el-guru-de-la-informatica.html), consideran que un buen líder de trabajo es aquel que comparte su conocimiento, es humilde e innovador.

Por otra parte, entre las actitudes que todo buen líder de equipo debe evitar a toda costa destacan las siguientes:

Resolver todo en solitario. Al momento de la resolución de  problemas, los malos líderes consideran que pueden resolverlos sin ayuda de nadie, actitud que no es conveniente, ya que  en todas las situaciones es necesario saber delegar y gestar responsabilidades y funciones a cada uno de los miembros del equipo.

No preocuparse por los conocimientos del equipo. En el desarrollo de algún proyecto el supuesto líder recomendará la tecnología que sólo él domina, sin importar la situación del equipo bajo su mando, lo que derivará en que no se entregue a tiempo el trabajo solicitado.

Trazar objetivos poco claros. Esto es derivado de que el líder no sabe delimitar y entender con claridad el proyecto en que se está trabajando, por lo que el objetivo principal queda ambiguo y sin entender, lo que generará desorden en el equipo, pues tampoco podrán vislumbrar a dónde se quiere llegar ni qué hacer.

Gusto por la burocracia. Si bien la empresa está acostumbrada a recibir reportes de manera constante, el líder debe saber cómo pedírselos a su equipo sin que para ellos resulte engorroso y cansado. Por ello un líder actúa como mediador entre lo que solicita el cliente, la empresa en la que labora y su equipo de trabajo.

Dejar que el orgullo se apodere. Al tener responsabilidades y delegar actividades, algunos líderes se dejan llevar por el orgullo y ego que proporciona su posición, con lo que es probable que afecten la convivencia del equipo, generando así un ambiente negativo y nocivo de trabajo.

Generando una breve conclusión, los especialistas consideran que para ser realmente un buen líder se necesita principalmente humildad, además de compartir el conocimiento, así  como brindar soluciones y no justificaciones ante los problemas.

En este sentido, ¿cómo ha sido tu experiencia, cómo has manejado a tus equipos de trabajo?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)
post-tittle

Actitudes que debes EVITAR al dirigir un equipo de trabajo

Por: Reclu IT

26 de mayo de 2014

Ser un líder de equipo es más que un experto con habilidades técnicas. En páginas especializadas(http://theuniversalturingblog.blogspot.mx/2011/01/el-guru-de-la-informatica.html), consideran que un buen líder de trabajo es aquel que comparte su conocimiento, es humilde e innovador.

Por otra parte, entre las actitudes que todo buen líder de equipo debe evitar a toda costa destacan las siguientes:

Resolver todo en solitario. Al momento de la resolución de  problemas, los malos líderes consideran que pueden resolverlos sin ayuda de nadie, actitud que no es conveniente, ya que  en todas las situaciones es necesario saber delegar y gestar responsabilidades y funciones a cada uno de los miembros del equipo.

No preocuparse por los conocimientos del equipo. En el desarrollo de algún proyecto el supuesto líder recomendará la tecnología que sólo él domina, sin importar la situación del equipo bajo su mando, lo que derivará en que no se entregue a tiempo el trabajo solicitado.

Trazar objetivos poco claros. Esto es derivado de que el líder no sabe delimitar y entender con claridad el proyecto en que se está trabajando, por lo que el objetivo principal queda ambiguo y sin entender, lo que generará desorden en el equipo, pues tampoco podrán vislumbrar a dónde se quiere llegar ni qué hacer.

Gusto por la burocracia. Si bien la empresa está acostumbrada a recibir reportes de manera constante, el líder debe saber cómo pedírselos a su equipo sin que para ellos resulte engorroso y cansado. Por ello un líder actúa como mediador entre lo que solicita el cliente, la empresa en la que labora y su equipo de trabajo.

Dejar que el orgullo se apodere. Al tener responsabilidades y delegar actividades, algunos líderes se dejan llevar por el orgullo y ego que proporciona su posición, con lo que es probable que afecten la convivencia del equipo, generando así un ambiente negativo y nocivo de trabajo.

Generando una breve conclusión, los especialistas consideran que para ser realmente un buen líder se necesita principalmente humildad, además de compartir el conocimiento, así  como brindar soluciones y no justificaciones ante los problemas.

En este sentido, ¿cómo ha sido tu experiencia, cómo has manejado a tus equipos de trabajo?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Campos obligatorios(*)

Política de privacidad de www.recluit.mx

Para recibir la información sobre sus Datos Personales, la finalidad y las partes con las que se comparte,
contacten con el Propietario.